Elecciones 2021: esta vez el clima social es más de incertidumbre que de enojo

·2  min de lectura
Perlitas. El payaso Marulito votando
Twitter

En la previa de las elecciones generales, el clima predominante no devela entusiasmo ni motivación, sino que predominan la incertidumbre y la expectativa por el ya denominado “día después”. Pese a que el final todavía es abierto, los pronósticos difundidos en las últimas semanas vislumbran un triunfo de Juntos por el Cambio a nivel nacional y en los distritos considerados más importantes no solo por su peso demográfico, sino por que también eligen senadores.

La Cámara Federal de Mar del Plata decide si corre al juez Martín Bava de la causa contra Mauricio Macri

Para el consultor político Carlos Fara, se vive “una derrota anunciada”. “Los indicadores de opinión pública son similares a los de las PASO: predomina el fastidio con la dirigencia política y la mala imagen del Gobierno”, dijo a LA NACION. “Hay un pesimismo mayoritario y una mayoría social que quiere que el gobierno pierda, Lo que sí es distinto al escenario de las PASO es que el resultado electoral quedó patente y reconfirmó la mala predisposición con el oficialismo. Las medidas le modificaron la imagen, en algunos casos empeoró. La expectativa del día después es que el Gobierno tome nota del mensaje de advertencia que le dé la mayoría de la sociedad”, consideró Fara en diálogo con LA NACION.

Las miradas ya están fijas sobre la reacción que tendrá el Gobierno frente a una posible derrota a nivel nacional, porque se entiende que esa respuesta influirá en las variables económicas. En el plano económico, Marina Dal Poggetto pronostica “una tormenta perfecta”. “No sería causada por razones naturales: el lunes va a haber que mirar el resultado y la reacción del gobierno por el resultado, pero no tiene mucho tiempo para reaccionar negativamente. Por una cuestión de supervivencia el oficialismo debería buscar mecanismos para ir hacia adelante, a un plan de estabilización, pero no parece haberlo. Lo único que parece pensar el Gobierno es cómo patear el problema”, planteó.

Alberto Fernández y Martín Guzmán junto al economista Jeffrey Sachs; la negociación con el Fondo es un tema clave para el futuro
Alberto Fernández y Martín Guzmán junto al economista Jeffrey Sachs; la negociación con el Fondo es un tema clave para el futuro


Alberto Fernández y Martín Guzmán junto al economista Jeffrey Sachs; la negociación con el Fondo es un tema clave para el futuro

“La falta de horizonte hace que estés cerca del precipicio -agregó Dal Poggetto-, vemos una situación particular con un Banco Central vendiendo dólares, una montaña de vencimientos, falta de reservas. Requerís un acuerdo con el Fondo”.

Con matices, el economista Santiago Bulat dijo: “Me parece que el gran temor del Gobierno tiene que ver con que no le están funcionando las anclas que tenía: un dólar frenado, un congelamiento de precios, no aumentar tarifas, ni combustibles, ni comunicaciones. No hay resultados y ayer conocimos que son trece meses con inflación arriba de 3% y cercana a 4%. Eso da mucha incertidumbre y afecta las expectativas”. “Creo que con respecto al FMI, que no haya acuerdo va a ser una mala noticia, y un acuerdo no te va a sanear demasiado nada, ¿Y por qué el Gobierno no está apurado en cerrar? Porque arreglar implica ajustar, y no van a tener mucho beneficio”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.