Elecciones 2021: campaña caliente en Mendoza, con cruces, chicanas y una alianza de último momento

·6  min de lectura
En la cartelería pública radical se ve al gobernador Rodolfo Suarez, candidato suplente al Senado nacional; mientras que el justicialismo no muestra a los postulantes, principalmente a Anabel Fernández Sagasti. "No la veo en la vía pública", dijo el mandatario.
En la cartelería pública radical se ve al gobernador Rodolfo Suarez, candidato suplente al Senado nacional; mientras que el justicialismo no muestra a los postulantes, principalmente a Anabel Fernández Sagasti. "No la veo en la vía pública", dijo el mandatario.

MENDOZA.- Se calienta la campaña electoral en tierra cuyana camino al 14 de noviembre. Luego de jornadas sin sobresaltos, esta semana oficialismo y oposición comenzaron a reaccionar para intentar mejorar su performance, a pocos días de los comicios. Así, se activaron los cruces, las chicanas y se registró una alianza de último momento, en medio de un clima de crispación.

Por un lado, Cambia Mendoza, que obtuvo una marcada victoria en las PASO, de más de 17 puntos, se trenzó con el Frente de Todos por la baja visibilidad de los candidatos justicialistas durante el proselitismo. Por otro lado, el Gobierno selló un acuerdo con el Partido de los Jubilados para sumar votos, ya que solo participan con candidatos para la Legislatura provincial, aunque obtuvieron un 4% de los sufragios.

Fue el propio gobernador radical Rodolfo Suarez, candidato suplente a senador nacional, quien activó el malestar en las filas contrarias. Así, el tridente de postulantes de Cambia Mendoza, en las figuras de Alfredo Cornejo, para la Cámara Alta, y Julio Cobos, para Diputados, muestra al arco opositor con dificultades para consolidar la imagen de sus candidatos. Así, a esta situación, se suman las declaraciones del mandatario provincial, quien se despachó contra la postulante kirchnerista Anabel Fernández Sagasti, senadora nacional y principal espada de Cristina Kirchner en el Congreso.

Bunker de Cambia Mendoza, en el hotel Aconcagua. El diputado nacional, Alfredo Cornejo, dijo que el Frente Cambia Mendoza es amplio ganador en Mendoza. Lo hizo acompañado por Alvaro Martínez, Mariana Juri, Julio Cobos y Pamela Verasay
Marcelo Aguilar


Bunker de Cambia Mendoza, en el hotel Aconcagua. El diputado nacional, Alfredo Cornejo, dijo que el Frente Cambia Mendoza es amplio ganador en Mendoza. Lo hizo acompañado por Alvaro Martínez, Mariana Juri, Julio Cobos y Pamela Verasay (Marcelo Aguilar/)

“No sé cuál es la estrategia de ellos, no puedo decir nada, sólo que nosotros damos la cara”, señaló Suarez. Luego, se explayó ante la pregunta: “¿Piensa que la oposición ha escondido a Anabel Fernández Sagasti?”. Así, respondió: “Bueno, yo no la veo en la vía pública”. Asimismo, el gobernador volvió a referirse a la “discriminación millonaria” que sufre Mendoza por parte de la Casa Rosada en el envío de fondos.

Tras ese golpe, rápidamente la líder camporista salió al cruce con fuertes mensajes en las redes sociales. “Poner la cara en política no es salir en los carteles, gobernador Rodolfo Suarez”, espetó la joven dirigente que busca retener su banca en el Congreso, con más dardos: “Es recibir afiliados de OSEP que no tienen cobertura. Es ir a barrios que no tienen agua. Es no esconderse frente a la inseguridad”. Por eso, en su crítica contra el mandatario, fue más allá aún: “Eso es poner la cara en política estimado Rodolfo. Pruebe con eso”. Sus declaraciones tuvieron el apoyo de la mayoría de los caciques justicialistas, quienes las replicaron con nuevos comentarios en diversas plataformas digitales.

Tras la derrota en septiembre, el justicialismo cambió la estrategia de campaña. No sólo puso al frente del proselitismo a Martín Aveiro, un histórico intendente del Valle de Uco, sino que decidió “provincializar” los actos, con más territorio y menos apariciones de los candidatos en los spots y la cartelería. De hecho, no sólo desaparecieron las fotos en la vía pública y las canciones alegres en los avisos, como “La vida es un carnaval”, sino que atrás quedaron las menciones a los acuerdos que Sagasti promete hacer con Alberto Fernández y la vicepresidenta.

Todo quedó centrado en críticas a la gestión de Suarez en los temas más sensibles para la sociedad mendocina, como las subas tarifarias, la inseguridad, el déficit de viviendas y las prestaciones sanitarias a los empleados públicos. En la mayoría de la cartelería justicialista sólo se observan mensajes donde se diferencian del gobierno local. “El peronismo, siempre a tu lado”, reza una gigantografía, sin fotos de los candidatos, donde identifican el “nosotros”, con un pulgar hacia arriba destacando “conectar igualdad y becas progresar”, con un fondo azul; en tanto, “ellos”, con un encuadre en color rojo, representan “escuelas que se caen y docentes ignorados”.

“Somos muy optimistas y creemos que la gente nos va a acompañar. En Mendoza venimos levantando la voz hace tiempo, sobre todo en salud, diciendo que las cosas se pueden hacer distintas. La política que se llevó adelante a nivel nacional afectó mucho a la gente, se cometieron muchos errores”, expresó el gobernador mendocino, ante los constantes cuestionamientos de la oposición.

Por otra parte, durante esta semana, hubo otro movimiento del oficialismo local que molestó a los contrarios. Edgardo Civit Evans, titular del Partido de los Jubilados, anunció el apoyo de su espacio político a los candidatos a diputados y senadores del frente Cambia Mendoza. “No es un acuerdo electoral. Es por las leyes previsionales que necesitan los jubilados y que los legisladores nacionales por Cambia Mendoza se comprometen a impulsar”, expresó el dirigente de los adultos mayores, luego de agradecerle al gobernador y a su antecesor, Cornejo.

En este sentido, Suarez puso en valor el gesto del Partido de los Jubilados. “Coincidimos en la importancia de los valores de Mendoza, y la necesidad de trabajar juntos en este momento tan difícil que atraviesa el país y que necesita del esfuerzo y el compromiso de todos los sectores, sin mezquindades ni especulación. Es por eso que valoramos el apoyo del Partido de los Jubilados a nuestra lista para tener representatividad en el Congreso Nacional”.

Frente a esta decisión, también el kirchnerismo mostró su enojo, aunque daban por descontado que pudiera ocurrir ese acercamiento. En diálogo con LA NACIÓN, uno de los principales armadores de la campaña camporista, indicó, con hartazgo: “A esta altura, importa lo que pase en el cuarto oscuro, donde los votantes están solos; lo demás es humo. Ya sabíamos que los del Partido de los Jubilados son cornejistas; esto es todo simbolismo. Desde que murió Perón no existe más eso de que hay que votar a quién te dicen”.

En tanto, otro de los candidatos de las terceras fuerzas se mostró indignado por el acuerdo de último momento. Se trata de Carlos Iannizzotto, postulante a diputado nacional por el Partido Federal, ex presidente de Coninagro y miembro de la Mesa de Enlace.

“Consideramos que esta estrategia se trata de una muestra de oportunismo político con la idea de aprovecharse de un sector vulnerable de nuestra población. Desde nuestro espacio hemos escuchado los testimonios de abandono, desprecio, angustia y dolor de los jubilados. Creemos que este pacto entre estos dos partidos políticos es una medida electoral vergonzosa y poco seria”, completó el dirigente del campo que busca llegar al Congreso.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.