Elecciones 2021: los analistas prevén una mayor participación electoral y el oficialismo se ilusiona con un número clave

·5  min de lectura
Largas colas para votar en varias escuelas de La Matanza
Ignacio Sánchez

En las PASO del 12 de septiembre la derrota golpeó al Frente de Todos, que intentó cicatrizar las heridas en estado de ebullición interna y con el argumento de que la baja participación electoral lo habría perjudicado. El porcentaje de participación a nivel nacional fue de 67,85%. Todos los encuestadores consultados por LA NACION coinciden en pronosticar que en las generales del 14 de noviembre aumentará la asistencia. La apuesta oficialista es hacer crecer ese porcentaje en 10 puntos y tratar de quedarse con una parte mayoritaria de ese incremento.

Para alcanzar su objetivo, el Frente de Todos aplica un operativo de búsqueda de votantes ausentes casa por casa, enfocado en barrios carenciados de la provincia de Buenos Aires que considera proclives a votar al peronismo. Pero los listados de los que no fueron a votar no son propiedad exclusiva del justicialismo: Juntos también trabaja sobre ellos y busca más adhesiones a partir de la ampliación de la participación, que también ve factible y en un porcentaje similar al que analizan en el oficialismo.

La lenta transformación de “Wado”, una señal que se sigue con atención en la Casa Rosada

El aumento de la participación es un objetivo que el Gobierno se impuso después de la derrota. Se relajaron los protocolos contra el coronavirus y se llama a concurrir. Según pudo saber LA NACION, en la Dirección Nacional Electoral (DINE) esperan una participación que estará “en la media” de comicios anteriores. En las elecciones de 2019 y de 2017, la asistencia rondó el 79%.

Al analizar la participación posible en las generales, Alejandro Tullio, extitular de la DINE, evalúa: “El país se ha normalizado mucho, los temores [por la pandemia] que podían haber afectado serán inferiores. Siempre hay un aumento de participación entre las PASO y las generales de entre 3% y 5%. Estimo que vamos a estar en un piso de participación del 72%. Y podría aumentar”.

“No hay una campaña muy presente, ahí puede impactar la baja participación en términos regionales. La baja participación no fue pareja, fue mucho más baja en sectores del Gran Buenos Aires que acostumbraban a rondar el 70% y estuvieron por debajo del 65%. Ahí sí habrá un aumento significativo, porque tiene que ver con la movilización territorial de dirigentes políticos. Juntos, y aún más el Frente de Todos, están haciendo un esfuerzo para que la gente vaya a votar”, completa Tullio.

Una mesa política del Frente de Todos, en la peatonal Rivadavia, de Quilmes
Santiago Hafford


Una mesa política del Frente de Todos, en la peatonal Rivadavia, de Quilmes (Santiago Hafford/)

Las encuestas marcan una tendencia en alza. En los últimos estudios de la consultora Management & Fit, según explica su directora, Mariel Fornoni, la cifra de los que dijeron que irán a votar pasó del 65% antes de las PASO al 80% actualmente.

En la encuesta más reciente de CB Consultora en la ciudad de Buenos Aires, un 72% afirma que “seguramente” irá a votar, mientras que un 9,9% dice que “probablemente” concurrirá. Según pronostica Jorge Giacobbe, la participación podría subir “a 75%, un poco por debajo de lo usual, que ronda el 70% u 80%”.

Una mesa política de Juntos, en el centro de San Isidro, antes de las PASO
Rodrigo Nespolo


Una mesa política de Juntos, en el centro de San Isidro, antes de las PASO (Rodrigo Nespolo/)

El centro de la pelea es la provincia de Buenos Aires, donde el Frente de Todos cayó ante Juntos por una diferencia de 356.533 votos en las primarias. En el territorio bonaerense hay 12.704.518 personas habilitadas para votar, pero en las PASO lo hicieron 8.738.416, es decir, un 68,7%. El oficialismo quiere elevar la participación total unos 10 puntos y busca convencer casa por casa para que esos nuevos votantes (alrededor de 1.200.000 más) lo apoyen en las generales.

“La experiencia en nuestros municipios es de una participación entre el 78% y el 80%, esta vez fue un 10% menor. La expectativa es que ese 10% que siempre va a votar, vaya. Claramente, es voto peronista”, asegura a LA NACION un intendente de la tercera sección electoral, la llave para ganar una elección bonaerense, junto con la primera sección. “El fiscal del partido tiene un padrón y marca quién viene a votar y quién no. Con ese padrón, todos fuimos a visitarlos [a los ausentes], a entregar la boleta casa por casa, o a dejar algún mensaje en particular”, agrega el jefe comunal consultado.

Militantes de Barrios de Pie, durante un operativo casa por casa para relevar si los vecinos del barrio Polledo, de La Matanza, concurrieron a votar en las PASO
silvana colombo


Militantes de Barrios de Pie, durante un operativo casa por casa para relevar si los vecinos del barrio Polledo, de La Matanza, concurrieron a votar en las PASO (silvana colombo/)

En la primera sección electoral, un estratega territorial del Frente de Todos que por estos días lleva la boleta a domicilio para “calentar un poco el clima electoral”, coincide en la expectativa. “Pensamos que la participación debería subir no menos de diez puntos. Sería un logro llegar al 79% u 80%”, indica. Sostiene que “el peronismo es el que más puede crecer, por el origen socioeconómico de los lugares en los que hubo más inasistencia” y, al referirse al operativo casa por casa, asevera: “No se va a buscar a una población específica, pero sí a un barrio de tu condición política y, ahí, podés decir ‘nosotros fomentamos tal programa’. También puede haber algún trabajo con los movimientos sociales”.

Un dirigente bonaerense de Juntos estima que el oficialismo “puede mejorar, pero no 400 mil votos, que fueron la diferencia”. La fuente opositora considera posible que la participación sea 10 puntos mayor y remarca que Juntos también está a la caza del votante ausente. “Todos tenemos las listas de los no votantes. Nosotros también estamos yendo y trabajando ese sector”, resalta, y critica al oficialismo: “Están gastando mucha plata. Tengo entendido que han enviado a los intendentes $10.000 millones en ATN para cuestiones como los recitales que están haciéndose en muchos municipios”.

Elecciones 2021: la decisión que revela que Máximo Kirchner y los intendentes esperan una nueva derrota electoral

“Hay mucho trabajo casa por casa y barrio por barrio. Los intendentes tienen ganas. Todos los sectores están creciendo. Ese cambio de clima ya está, vamos a ver si también está en las urnas”, afirma una fuente cercana a un ministro nacional. Pero entre los dirigentes peronistas del conurbano también hay escepticismo. “Viene difícil, la gente no está muy predispuesta a votar. Están muy enojados con el gobierno nacional”, advierte un referente peronista del Gran Buenos Aires.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.