Elecciones 2021: acecha el fantasma de un fraude

Laura Di Marco
·5  min de lectura
Editoral Laura Di Marco, Elecciones 2021 Acecha el fantasma del fraude
Editoral Laura Di Marco, Elecciones 2021 Acecha el fantasma del fraude

Vamos a reflexionar sobre algunas frases y palabras que te van a resonar: incertidumbre; miedo; el fantasma del fraude, siendo que hay un avance fuerte del Gobierno sobre la Justicia Electoral; la naturalización de la pobreza; la falta de vacunas; las promesas incumplidas; otra vez, el posible colapso del sistema de salud; y la locura o la incoherencia.

Una médica kirchnerista que está bajo sospecha, Verónica de Crisóforo, fue ascendida. Es la médica de El Calafate sospechada de haber participado de la tramoya del vacunatorio vip.

En su hospital, recibió 10 dosis de Sputnik V fuera del protocolo. El caso se está investigando, pero Santa Cruz es una provincia con muchos casos de funcionarios y militantes vacunados en forma ilegal. Hoy De Cristófaro es la nueva secretaria de equidad de Carla Vizzotti.

Vacunas: Alberto Fernández pidió ayuda en forma irónica y la oposición salió a responderle

Volviendo a la primera palabra: incertidumbre, ¿cómo lidia con la incertidumbre (de la falta de vacunas, por ejemplo) una sociedad como la argentina que, a diferencia de los países más organizados, está acostumbrada a la imprevisibilidad?

Mientras el gobierno de la provincia de Buenos Aires alerta –o mete miedo, nunca se sabe- con que el turismo por Semana Santa puede “desparramar” la circulación comunitaria de nuevas cepas, Alberto Fernández y Horacio Rodríguez Larreta se van a reunir este sábado para analizar nuevas restricciones.

El Indec informó que la pobreza aumentó del 35,5 % al 42% en 2020. No es una cifra fría, sino que afecta a 19 millones de compatriotas. En un año, se agregaron 3 millones de pobres y, entre los menores de 15 años, la pobreza se ubicó en 57,7%.

Hay que tener cuidado, Presidente, con el poder de la palabra porque lo que uno dice se puede transformar en realidad.

Con datos en la mano, podemos afirmar que la estrategia económico-sanitaria del Gobierno estuvo entre las peores del planeta: 10% caída del PBI, 42% de pobreza, 15% de desempleo efectivo, un millón de empleos perdidos y la tasa de mortalidad en el top 20.

Por eso, muchos protagonistas de la política empiezan a decir que el modelo K solo cierra con fraude. Sobrevuela el fantasma del fraude. Sobrevuela el temor del Gobierno a perder las PASO: ese miedo es el que estuvo, en Casa Rosada, detrás de la foto del escándalo entre algunos miembros de la oposición y funcionarios del Gobierno para negociar un aplazamiento de las PASO y las elecciones generales, con la excusa de la emergencia sanitaria.

¿Estatización del sistema de salud?

En plena pandemia ocurre algo sorprendente: crece el cierre de clínicas y los privados denuncian una estatización silenciosa o invisible. En la provincia de Buenos Aires ya cerraron 10 clínicas ¿Por qué? Y acá quiero detenerme en esta idea: la falacia del relato kirchnerista cuando habla de “Estado presente”, sobre todo aplicado al sistema de salud.

La pregunta de fondo es: ¿quién financia el sistema de salud? Te lo explico fácil. El 70% del sistema de salud lo financian los privados. Primero, a través de la medicina privada (las prepagas), pero -sobre todo- a través de la seguridad social, con el aporte de empresas y trabajadores a las obras sociales que se descuenta del salario.

Sinopharm: médicos denuncian que la vacuna china no inmuniza lo suficiente

Ahora bien, hay otra manera de financiar al sector privado. Es cuando un paciente de PAMI o IOMA 8Instituto de Obra Médico Asistencial) es trasladado a una clínica privada: en una economía inflacionaria, el PAMI tarda en pagarle a esa clínica tres, seis y hasta doce meses. Por eso se funde.

El Estado le permitió a la medicina privada aumentar un 13,5, pero los costos le aumentaron un 50%.

Te cuento por qué se habla del fantasma del fraude. Se habla mucho del avance del Gobierno en la Justicia Penal, pero muy poco de lo que avanzó en la Justicia Electoral. ¿Y cómo avanza? Poniendo jueces propios para controlar la elección. Por lo pronto, puso dos nuevos que son centrales: Alejo Ramos Padilla, juez federal en la provincia de Buenos Aires y el tucumano Daniel Bejas, en la Cámara Nacional Electoral, que -además- maneja la caja chica de todos los juzgados electorales del país.

Y ya sabes: quien maneja la plata, maneja el poder.

Para que te quede claro: los jueces electorales más importantes del país y también la mayoría de la Cámara Nacional Electoral le responde a la coalición peronista-kirchnerista.

Editoral Laura Di Marco, Elecciones 2021 Acecha el fantasma del fraude
Editoral Laura Di Marco, Elecciones 2021 Acecha el fantasma del fraude


Editoral Laura Di Marco, Elecciones 2021 Acecha el fantasma del fraude

Vamos de a uno:

La jueza electoral de la ciudad de Buenos Aires María Romilda Servini de Cubría, acusada de ser siempre funcional a los gobiernos de turno, le acaba de hacer un guiño a Cristóbal López, asociado íntimamente a los Kirchner. La funcionalidad de la jueza al poder viene de larga data. Cristóbal López y su socio, De Sousa, tienen una causa por evasión fiscal: 8 mil millones de pesos que dejaron de pagar a la AFIP y los usaron para crear medios afines al kirchnerismo. Durante el gobierno de Mauricio Macri, el negociador con Cristóbal López para el pago de esa deuda era Pepín Rodríguez Simón, abogado de Macri. Bien, ahora los abogados de Cristóbal López lo acusan Rodríguez Simón de extorsión y hay quiénes en el Gobierno piden que lo metan preso sin que Rodríguez Simón haya declarado siquiera. Servini le impidió salir del país.

Ramos Padilla, juez electoral de La Plata: su nombre saltó a los diarios a comienzos de 2019 con una causa interpretada en muchos sectores como una ofensiva al caso de los cuadernos de las coimas. En esa causa, armada por el kirchnerismo, según todos los observadores independientes del Poder Judicial, el fiscal Carlos Stornelli –el de la causa de los cuadernos- aparecía como un extorsionador que cobraba sobornos por quitar a empresarios de la lista de quiénes habrían pagado coimas al gobierno K.

Vamos a la composición de la Cámara Nacional Electoral. Allí hay dos jueces que le responden al Gobierno y uno independiente: Alberto Dalla Via.

Daniel Bejas: nombrado por Alberto Fernández y apoderado del PJ en Tucumán. En esa provincia, cerró raudamente una causa que involucraba al fiscal Pablo Camuña, de La Cámpora. Parece que el fiscal había incautado dos kilos de cocaína y los tenía en su despacho, pero desaparecieron.

El segundo juez es Santiago Corcuera, que está afiliado al PJ de toda la vida.

Dos favorables al Gobierno y uno independiente. Esa es la composición de la Cámara Nacional Electoral, la encargada de dirimir conflictos en estas elecciones.