Elección presidencial, la lucha por el voto de los católicos, musulmanes y judíos

·1  min de lectura

Los finalistas de la carrera a la presidencia francesa, el liberal Emmanuel Macron y la ultraderechista Marine Le Pen buscan a nueve días de la segunda vuelta ganar las preferencias del electorado católico. 40% de los católicos votaron por la extrema derecha en la primera vuelta. Las instituciones musulmanas y judías llaman a votar por Macron.

La ocasión no podía ser mejor. El presidente Macron aprovecho una visita el viernes a la catedral de Notre Dame, la joya de la edad media que estuvo a punto de desaparecer durante el incendio del 15 de abril de 2019, para hacer un giño al electorado católico. Al supervisar los trabajos de restauración del principal recinto católico de Francia, el presidente se refirió a los trabajos como “testimonio de esperanza”. Presentada como “un paréntesis” de la campaña por la presidencial, la visita fue claramente política.

Macron afirmó “es viernes Santo, y resulta que esta fiesta religiosa corresponde también –lo que es poco frecuente- al Pésaj de nuestros compatriotas de confesión judía y al Ramadán para nuestros compatriotas de religión musulmana”, a la vez que recordó ser el “presidente de una República laica”.

Cientos de kilómetros más al sur de Francia, en la localidad de Lauris, cerca de Marsella, Marine Le Pen, candidata de la Unión Nacional (Rassemblement National), también intentó llevar agua a su molino. Le Pen visitó la iglesia de Nuestra Señora de la Purificación, desde donde declaró “es un día importante” para los católicos. Y para prueba, prendió un cirio.

Si los católicos están en la mira de ambos finalistas, uno y otro buscan también ganar el voto de los practicantes de otras confesiones, como los musulmanes y los judíos. En este caso, las preferencias se inclinan por el presidente saliente.


Leer más

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.