El youtuber que incitaba a sus fans a hacer videos sexualmente explícitos enfrenta a la justicia por producción de pornografía infantil

Quizás no habías oído hablar de Austin Jones hasta ahora. El joven se abrió paso en las congestionadas filas de estrellas de Internet creando su propio canal de Youtube, donde hacía covers de melosas canciones de moda para el público adolescente. Llegó a tener más de medio millón de suscriptores.

Pero lo más probable es que escuches hablar de Jones por un motivo mucho más oscuro.

Austin Jones. Foto tomada de Youtube.

El lunes, el hombre de 24 años fue detenido en el aeropuerto O’Hare de Chicago bajo acusaciones de producción de pornografía infantil. Según la denuncia penal, la estrella de YouTube “usó Facebook y el servicio iMessage de Apple para solicitar y recibir videos que mostraban los genitales de menores, sabiendo que tenían sólo 14 o 15 años”.

La acusación describe además una entrevista entre Jones e investigadores, durante la cual confesó que había utilizado Facebook para sostener conversaciones sexualmente explícitas con jovencitas y pedirles videos de ellas bailando o realizando actos sexuales.

Concretamente, la acusación detalla dos intercambios de Jones con dos jovencitas -que lo habían contactado declarándose fanáticas de él- y en los que les pidió que filmaran videos para audiciones, aunque en realidad se trataban, exclusivamente, de materiales pornográficos para su consumo.

Jones les daba instrucciones muy específicas para las grabaciones, como esta que detalla la acusación:

“Al principio, colócate súper cerca [de la cámara] y di estas líneas: Hey Austin, es (nombre de la joven) y este trasero tiene (xx) años y luego hazlo aplaudir durante 30 segundos”.

Jones alentó a la jovencita a provocarle una erección y dio más instrucciones sobre cómo debía bailar, qué debía vestir y cómo debería ajustar la cámara en los videos, e insistió en que debía mencionar su edad “todo el tiempo”.

A otra víctima, en agosto de 2016, le dijo: “¡Sólo estoy tratando de ayudarte! Sé que estás intentando probar que eres mi fan más grande. Y no quiero tener que encontrar a alguien más “. Durante estas conversaciones, la muchacha de 14 años le envió a Jones aproximadamente 25 videos, ocho de los cuales eran sexualmente explícitos.

El youtuber no parecía satisfecho con las grabaciones, sin embargo, y les pedía en ocasiones a las jóvenes que siguieran grabando videos para él en la madrugada, a pesar de que una de ellas incluso le advirtió que podía “desmayarse” del cansancio.

No era la primera vez que Jones estaba en problemas por imágenes explícitas. Hace dos años, algunas jovencitas lo acusaron de exigirles que filmara videos pidiéndole que bailaran para él haciendo movimientos conocidos como twerking.

Jones admitió algunas de las acusaciones. “No debería haberlo hecho”, dijo en un video de disculpa. Pero: “Nada fue más allá de los videos. Nunca hubo desnudos”.

Ahora Jones se enfrenta a un mínimo de 15 años de prisión por cada acusación de producción de pornografía infantil. El cantante permanecerá bajo custodia federal hasta su audiencia de fianza.