El violento ataque de una bisonte contra una motociclista que se acercó a su becerro en Dakota del Sur

Jesús Del Toro
·2  min de lectura

Un grupo de motociclistas recorría el pasado miércoles las colinas que cruzan las amplias praderas de South Dakota y, cuando se encontraban en el Parque Estatal Custer, en el área conocida como Black Hills, debieron de detener su ruta.

La temperatura era muy calurosa y la carretera estaba bloqueada por una manada de bisontes.

Los bisontes poblaron por millones las praderas de Norteamérica, y casi fueron exterminados por la caza. Hoy han recuperado sus poblaciones de modo significativo en varias regiones de EEUU. (AP Photo/Rick Bowmer)
Los bisontes poblaron por millones las praderas de Norteamérica, y casi fueron exterminados por la caza. Hoy han recuperado sus poblaciones de modo significativo en varias regiones de EEUU. (AP Photo/Rick Bowmer)

Al no poder continuar su recorrido, los motociclistas se la tomaron con calma. Bajaron de sus motos y se dedicaron a observar a esos enormes y fascinantes animales, que otrora habitaban por millones las grandes planicies estadounidenses hasta ser casi exterminados por la caza. Con los años, el bisonte se ha recuperado y las manadas de esos grandes mamíferos han retomado, al menos, una pequeña porción de su hábitat ancestral.

La zona de Black Hills al parecer es uno de esos lugares: bisontes pastaban en el lugar y varios de ellos se colocaron sobre el asfalto de la carretera y la bloquearon.

Los motociclistas, así, les tomaron fotografías y videos y disfrutaron de su vista. Algún impaciente logró cruzar y seguir de frente en su moto, pero el resto pasó un tiempo mirando a los bisontes. Algunas personas poco a poco cobraron más confianza y redujeron la distancia que los separaba de los animales, que en general se mostraban tranquilos o desentendidos de la presencia humana.

Entonces, una mujer de unos 54 años, originaria de Iowa, se apartó de su motocicleta y se acercó a un becerro de bisonte, de acuerdo al sheriff del Condado Custer, citado por la agencia AP.

De inmediato, una bisonte, quizá la madre del becerro, súbitamente arremetió contra la mujer. La cornamenta de la bisonte se trabó en el cinturón de la persona atacada, y el animal zarandeó en amplios círculos y violentamente a la mujer. El ataque fue tan fuerte que la bisonte le arrancó los pantalones a la víctima, que quedó inconsciente.

Una de las motociclistas que tomaba videos captó el momento de ese incidente, y luego lo difundió en redes sociales, donde se volvió viral.

“Estos son animales salvajes y peligrosos, incluso si parecen dóciles. Uno debe respetar a estos animales”, dijo a AP el gerente forestal del Parque Custer, Kobee Stakder.

Las autoridades del Condado Custer han señalado reiteradamente que las personas no deben acercarse a los bisontes y mucho menos tratar de acariciarlos, pues aunque parezcan apacibles o tiernos pueden ser peligrosos y violentos.

A poco del ataque contra la infortunada mujer, la manada de bisontes echó a correr y se apartó de la carretera. La mujer agredida fue atendida al poco tiempo por los allí presentes y tiempo después fue trasladada en un helicóptero para recibir atención médica. Al parecer sufrió lesiones severas en el área pélvica, aunque no hay información adicional sobre su estado.