El VIH y otras infecciones de transmisión sexual también te pueden afectar a tí

Practica estilos de vida saludables y relaciones sexuales seguras. Si tienes dudas, ¡hazte la prueba!  

Cualquier persona, hombre o mujer, puede estar infectada con el VIH si ha tenido prácticas de riesgo, es decir, si se ha expuesto al VIH a través de relaciones sexuales sin protección o a través de la sangre.

En España hay de 130.000 a 160.000 personas con virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), lo que supone una prevalencia del 4 por 100.000 habitantes, de las cuales aproximadamente entre un 25 y un 30% no lo sabe. 

Se estima que más de la mitad de las nuevas infecciones procede de este grupo de población no diagnosticada. 

Además, las infecciones de transmisión sexual mantienen una tendencia creciente, en 2013 se notificaron 3.723 casos de sífilis y 3.315 de infección gonocócica.

El colectivo más afectado por la enfermedad, según datos del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (MSSSI), son los “hombres que tienen sexo con hombres (HSH)”. 

Uno de cada nueve HSH tiene infección por VIH, ocho de cada diez nuevos diagnósticos de sífilis y seis de cada 10 nuevos diagnósticos de gonococia en centros de infecciones de transmisión sexual se producen en HSH, por lo que este es un colectivo prioritario para las campañas de prevención.

Realizar un un diagnóstico precoz de la enfermedad tiene ventajas:

- Permite beneficiarse lo antes posible de un seguimiento médico, y acceder a un tratamiento eficaz que evita la progresión de la enfermedad, mejora la calidad de vida y aumenta la supervivencia.

- Se pueden adoptar las medidas preventivas necesarias para evitar transmitir la infección a otras personas.

- Hay pruebas disponibles actualmente que permiten detectar antes los anticuerpos, acortándose el período ventana.

- Durante las primeras semanas después de la infección (fase que se denomina primoinfección), la infectividad es muy elevada.

- A medida que pasa el tiempo, la motivación para hacerse la prueba tiende a disminuir desde el momento de la práctica de riesgo.

Fotos: Getty.