El vídeo dos niños aprendiendo a tirarse de cabeza a la piscina que ha conquistado Twitter

Vídeos de niños haciendo cosas hay muchos circulando por la Red. Suelen ser divertidos, tiernos, emotivos, disparatados… Este tiene un poco de todo eso. Una mujer, puede que sea la madre de los pequeños o no, explica a dos pequeños cómo deben hacer para lanzarse al agua de cabeza. La lección está clara, pero el resultado es de lo más desastroso. Sobre todo para el pequeño.

En escena, tres personas. Una mujer y dos niños. La primera estira los brazos hacia arriba, cuenta ‘uno, dos y tres’ y ¡zas! se zambulle en la piscina enseñando a los pequeños, que llevan sus mangitos de rigor y seguridad , cómo deben hacerlo ellos. La lección sobre cómo tirase de cabeza a la piscina parece clara.

Una mujer y un hombre, a los que se escucha en la grabación, animan a los dos niños a que imiten a la experta nadadora. Y allá que va el mayor. El resultado es lo que se conoce como un ‘tripazo’ en toda regla, pero le ha puesto intención y ha flexionando piernas y brazos. Necesita práctica y pulir un poco la técnica, pero la teoría la ha pillado.

A la de una, a la de dos, a las de tres y… ¡árbol va! (Foto: Captura del vídeo en Twitter)

Entonces le llega el turno a Dick, que no parecer verlo claro. Al final, por la presión o por decisión propia, él sabrá, se acaba por lanzar al agua. Eso sí, nada de salto de cabeza. Lo suyo es un estilo propio, el de ‘árbol va’. Porque se tira a la piscina como si fuese el tronco de un árbol que acaban de talar y cae cuan largo es, rígido.

El vídeo con la hazaña del pequeño Dick lleva casi 6,4 millones de reproducciones desde que fue compartido por el usuario de Twitter @YanitedDave hace solo un día. Además, 150.000 personas lo han retuiteado y casi 400.000 han dado al botón de ‘me gusta’. Este niño es toda una estrella de los saltos acuáticos y Twitter le aplaude.

Algunos han aprovechado para recordar otros vídeos divertidos de gente lanzándose al agua y el hilo generado se ha convertido en una mina de diversión tuitera de viernes. Y es que tirarse de cabeza al agua no es tan sencillo como parecía viendo a la mujer que daba la lección a los protagonistas de esta historia familiar y viral.