El truco para mejorar la calidad de reproducción de Netflix

Netflix es una plataforma asombrosa. Su enorme cantidad de películas y series está disponible para ser reproducida en todo momento, y muchos de los títulos pueden ser descargados para luego ser disfrutados en un avión, un tren o en un autobús. Su sola existencia ha mermado de forma radical la piratería: ¿para qué bajarse un capítulo si está disponible por un módico precio al mes en Netflix? 

Pero Netflix dista de ser un servicio perfecto. Sus críticos le echan en cara que su catálogo cada vez es más destacado en títulos propios, pero más pobre en contenidos de terceras productoras. Además, también tiene un pequeño pero: hay veces que la calidad del streaming no es tan buena como debería ser. Sobre todo, si contamos con conexiones a Internet no muy generosas.

Así puedes mejorar la calidad de reproducción (Netflix)

Para conseguir una mejora exponencial en la calidad de reproducción, solo hay que seleccionar la máxima calidad en el menú de opciones, elegir una suscripción con calidad HD o 4K (es decir, que no sea solo la más barata) y utilizar una pantalla con capacidad HDR y con la máxima resolución posible. 

Pero si por el motivo que sea no podemos cumplir estos tres requisitos, podemos utilizar una serie de trucos para que nuestra experiencia sea la mejor posible. 

Uno de ellos consiste en dejar de usar la aplicación oficial de la compañía y decantarse por la reproducción a través del navegador. Según  la propia Netflix, los programas que mejor reproducen su contenido son Microsoft Edge, Internet Explorer y Safari. El navegador de Microsoft (el primero de la lista) incluso permite reproducir contenidos en resolución 4K, mientras que los dos últimos permiten hacerlo hasta en 1080p.

Pero este pequeño truco no sirve de nada si nuestra conexión a Internet es extremadamente pobre. ¿Cómo saber si nuestro plan de datos en casa es capaz de ofrecernos una experiencia satisfactoria? En la página de ayuda y soporte Netflix publica una predicción sobre este asunto basada en la velocidad:

  • 0,5 megas por segundo: velocidad de conexión de banda ancha necesaria para usar Netflix.
  • 1,5 megas por segundo: velocidad de conexión de banda ancha recomendada.
  • 3 megas por segundo: recomendada para calidad SD.
  • 5 megas por segundo: recomendada para calidad HD.
  • 25 megas por segundo: recomendada para calidad Ultra HD.

Es decir, una conexión de un pueblo remoto con ADSL (1 mega máximo) es suficiente para poder disfrutar del contenido de la plataforma, pero sin muchas alegrías. Por otro lado, una conexión de fibra de 25 megas es ya suficiente para poder ver películas en 4K, una información de lo más útil que también nos puede ayudar a elegir un contrato con una operadora u otro.