El tiroteo del aeropuerto trae la seguridad a debate antes de comicios en Francia

Por Yann Le Guernigou y Gus Trompiz
La policía realizó el domingo interrogatorios sobre un hombre que murió abatido a tiros por soldados en el aeropuerto de París, buscando pistas sobre por qué intentó apoderarse de un rifle de asalto, en un incidente que ha vuelto a poner la seguridad en lo alto del debate electoral en Francia. Imagen de los servicios de emergencia llegando al aeropuerto de Orly tras el tiroteo, en Francia el 18 de marzo de 2017. REUTERS/Benoit Tessier

Por Yann Le Guernigou y Gus Trompiz

PARÍS (Reuters) - La policía realizó el domingo interrogatorios sobre un hombre que murió abatido a tiros por soldados en el aeropuerto de París, buscando pistas sobre por qué intentó apoderarse de un rifle de asalto, en un incidente que ha vuelto a poner la seguridad en lo alto del debate electoral en Francia.

El fiscal de París, Francois Molins, dijo a última hora del sábado que el hombre, llamado Ziyed Ben Belgacem, de 39 años, había gritado que estaba allí para "morir por Alá" cuando intentó apoderarse del arma de una mujer miembro de la fuerza aérea que patrullaba el Aeropuerto de Orly.

Después de arrojar una bolsa que contenía una lata de gasolina y poner una pistola de aire comprimido en la cabeza de la soldado, fue disparado tres veces por compañeros de la agente.

Más de 230 personas han muerto en Francia en los últimos dos años a manos de atacantes aliados del grupo islámico. Entre ellos, destacan los ataques con bomba coordinados y los tiroteos que se produjeron en noviembre de 2015 en París, que produjeron un total de 130 personas heridas y fallecidas.

Con el país en plena campaña electoral antes de las elecciones presidenciales, los ataques alimentaron el debate político sobre la seguridad.

Belgacem, que había estado en la cárcel por delitos de robo y drogas según fuentes judiciales, ya estaba en el radar de las autoridades. Dijeron que se radicalizó hace varios años cuando cumplía una condena de prisión por tráfico de drogas.

Estaba en libertad provisional por robo y no tenía el derecho a salir del país.

Varias horas antes de que lo mataran, Belgacem había disparado y herido a un policía con su pistola de aire comprimido en un control de tráfico rutinario al norte de París antes de huir, dijeron las autoridades.

Más tarde entró en el bar de Vitry-sur-Seine al otro lado de París y abrió fuego sin impactar en nadie. También había robado un coche antes de llegar al aeropuerto.

"COMETÍ UN ERROR"

El padre de Belgacem, que inicialmente fue detenido por la policía pero luego liberado, negó que su hijo estuviera involucrado en el terrorismo.

"Mi hijo nunca ha sido un terrorista, él nunca ha rezado: él bebe. Y, bajo la influencia del alcohol y el cannabis, esto es lo que sucede ", dijo el padre, cuyo nombre no ha trascendido, a Europa 1.

Afirmó que su hijo le había llamado por teléfono en referencia al disparo al agente de policía, y le dijo: "Te pido perdón, la he estropeado con un policía".

La policía dijo que estaban interrogando a un hermano y a un primo de Belgacem y que se llevaría a cabo una autopsia del muerto. Molins dijo el sábado que examinarían su teléfono para establecer con quién había estado en contacto.

Belgacem nació en París, según el fiscal. Los medios franceses dijeron que su familia era de origen tunecino.

Los candidatos presidenciales respondieron rápidamente al incidente.

El conservador Francois Fillon dijo que Francia estaba en una "situación virtual de guerra civil" y se opuso a la propuesta para levantar el estado de emergencia que está vigente desde los ataques de noviembre de 2015.

El candidato de la extrema derecha Marine Le Pen, que tiene un mensaje anti-inmigración y contra la Unión Europea , dijo que el atacante de Orly podría haber causado una "masacre".

"Nuestro gobierno está abrumado, aturdido, paralizado como un conejo delante de los faros", dijo en un mitin electoral.

(Información de Richard Balmforth; editado por Keith Weir, traducido por Andrés González)