El SPD elige a Schulz como líder del partido y rival de Merkel

Por Michelle Martin
Los socialdemócratas alemanes (SPD, por sus siglas en inglés) respaldaron formalmente al ex presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, como su líder y rival de la canciller Angela Merkel, en unas elecciones generales que se prevén muy disputadas en septiembre. Imagen de Schulz tras ser reelegido el 19 de marzo de 2017. REUTERS/Fabrizio Bensch

Por Michelle Martin

BERLÍN (Reuters) - Los socialdemócratas alemanes (SPD, por sus siglas en inglés) respaldaron formalmente al ex presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, como su líder y rival de la canciller Angela Merkel, en unas elecciones generales que se prevén muy disputadas en septiembre.

El SPD ha experimentado un renacer desde que nombrara a Schulz a finales de enero, sumando alrededor de 10 puntos en las encuestas de opinión y ganando miles de nuevos miembros con el líder de 61 años enfocando su en la justicia social.

"¡El SPD ha vuelto! ¡Estamos de vuelta!", dijo Schulz a unos 600 delegados en una reunión del partido en Berlín poco antes de ser elegido como líder del SPD en una votación en la que los 605 de los votos válidos le dieron un "sí". Los delegados señalaron que también querían que se presentara al SPD en las elecciones del 24 de septiembre.

Mientras que el SPD de centro-izquierda está ligeramente detrás de los conservadores de Merkel en la última encuesta de Emnid, el sondeo mostró Schulz podría ser capaz de tomar el poder con una alianza de izquierda involucrando al partido de extremo izquierda de Linke y a los verdes en lo que sería la primera vez en la que se formara una coalición de este tipo Alemania a nivel nacional.

"Queremos que el SPD sea la fuerza política más fuerte después de las elecciones federales, obtener un mandato para hacer que este país sea mejor y más justo y para darle a la gente de este país el respeto que merecen y por esto quiero, queridos camaradas, ser el próximo Canciller alemán", dijo Schulz.

Reiteró sus peticiones de educación gratuita, más inversión en enfermerías y escuelas, así como programas para los desempleados en un discurso que le valió una cerrada ovación.

Es necesario acabar con la "intolerable brecha salarial" para que los hombres y las mujeres en el este y oeste de Alemania tengan los mismos salarios por el mismo trabajo, dijo Schulz.

También dijo que quería introducir horas especiales de trabajo -financiadas por el gobierno- para aquellos con familias, pero no dio más detalles.

El ex alcalde de Wuerselen, un pequeño pueblo cerca de la frontera holandesa, ha rememorado sus humildes comienzos y el domingo contó cómo nació en el oeste de Alemania, siendo el quinto hijo de un policía y un ama de casa, en lo que describió como una familia "simple y de gente muy decente".

Dijo que fue "perezoso" en la escuela y que sólo pensaba en el fútbol, para al final abandonar el colegio y perderse antes de obtener una segunda oportunidad. Schulz se formó más tarde como librero y abrió una librería antes de convertirse en miembro del Parlamento Europeo a mediados de los años noventa.

Su nombramiento como líder del SPD llega tras la decisión del Ministro de Asuntos Exteriores de Alemania, Sigmar Gabriel, de apartarse de la carrera por el liderazgo del SPD porque creía que Schulz tendría una mejor oportunidad de ganar las elecciones.

(Información adicional de Holger Hansen, editado por Jane Merriman, traducido por Andrés González)