El sospechoso del ataque en Barcelona se volvió más conservador el año pasado, según su familia

Por Samia Errazzouki
El sospechoso que permanece huido tras el ataque del pasado jueves en Barcelona empezó a mostrar un comportamiento más conservador y religioso a lo largo del pasado año, y se negó a estrechar la mano a las mujeres en una visita a su ciudad natal en Marruecos en marzo, dijeron miembros de su familia. En la imagen, la familia de Younes y El Houssaine Abouyaaqoub, y Mohammed y Omar Hychami en su casa, donde ellos solían pasar las vacaciones, tres días después de que una furgoneta embistiese contra la multitud en Las Ramblas de Barcelona, en la ciudad de Mrirt, Marruecos, 20 de agosto de 2017. REUTERS/Youssef Boudlal

Por Samia Errazzouki

MRIRT, Marruecos (Reuters) - El sospechoso que permanece huido tras el ataque del pasado jueves en Barcelona empezó a mostrar un comportamiento más conservador y religioso a lo largo del pasado año, y se negó a estrechar la mano a las mujeres en una visita a su ciudad natal en Marruecos en marzo, dijeron miembros de su familia.

Los familiares mostraron su estupefacción y enfado el domingo al descubrir la supuesta relación con el ataque de Barcelona de Younes Abouyaaqoub, de 22 años, y de su hermano y dos primos, todos originarios de la pequeña ciudad marroquí de Mrirt.

Abouyaaqoub es uno de los 12 supuestos implicados en el ataque del jueves en Las Ramblas de Barcelona, en el que una furgoneta embistió a la multitud y acabó con la vida de 13 personas.

El hermano de Abouyaaqoub El Houssaine y sus primos hermanos Mohamed y Omar Hychami son tres de los cinco hombres abatidos por la policía en un ataque parecido que tuvo lugar la madrugada del viernes en el municipio catalán de Cambrils, en la costa al sur de Barcelona.

La investigación apunta a que Younes Abouyaaqoub condujo la furgoneta, según dijo el lunes el consejero de Interior catalán, Joaquim Forn, que también señaló que su búsqueda se ha ampliado a nivel europeo.

Sus familiares en Mrirt, a unos 150 kilómetros al sureste de la capital marroquí, Rabat, dijeron que vieron a Younes y a Mohamed por última vez cuando aparecieron para una rápida e inesperada visita en marzo.

"Abrí la puerta y vi a Younes y a Mohamed en unas motos. Nadie de la familia sabía que iban a venir. Esa fue la última vez que los vimos", dijo una prima que pidió no ser nombrada.

Dijo que Mohamed era el más conservador, pero también que había frecuentado clubs nocturnos y bebido alcohol antes de que su comportamiento cambiase hace unos tres años. Le acusó de haber tenido una influencia negativa.

"Hasta el año pasado, Younes era completamente normal, pero cuando nos visitó este año, se negó a darnos la mano, siguiendo el ejemplo de Mohamed", dijo.

"Younes vino, llegó, se fue el viernes a rezar en la mezquita de la ciudad y todos comimos juntos", continuó. "Después, viajamos juntos por el país, fuimos a eventos familiares como bodas, todo era normal".

SORPRESA

En el hogar familiar en Mrirt, una comunidad mayormente bereber en la provincia de Khenifra, la televisión permanecía encendida a la espera de noticias del paradero de Younes.

La familia dice que supieron sobre la supuesta relación de los primos con el ataque de Barcelona cuando escucharon las noticias el viernes y vieron imágenes de Younes y de los demás junto a sus nombres.

"Quería morir, no podía creerlo", dijo Chrifa Hychami, abuela de todos los hermanos.

Mrirt es un municipio pobre y apartado, y muchos de sus vecinos han emigrado a Europa. Coches con matrículas europeas pertenecientes a los exresidentes que llegan en verano son comunes en sus calles.

Según Fatima Abouyaaqoub, su tía, Younes se mudó a España en 1999, un año después de que su padre, Omar Abouyaaqoub, hiciese ese recorrido desde Marruecos en barco.

Omar trabaja en el sector maderero en España, dijo Fatima, y el pasado año estaba trabajando en Francia.

"No abrigo ninguna simpatía por Younes, aunque lo cojan y lo maten", dijo Fatima.

"Me preocupan su hermano, su padre y su madre, que son analfabetos y ni siquiera hablan árabe o español", dice Fatima. "Esos chicos se aprovecharon de la falta de cultura de sus padres".

Fatima cree que es posible que Younes y los otros fuesen adoctrinados por Abdelbaki Es Satty, un imán en Ripoll, cuyo casero dijo que dejó la ciudad dos días antes del ataque.

"Esos chicos ni siquiera pueden leer el árabe", dijo Fatima. "Lo que sea que les cambió pasó en Europa, no aquí".

Un familiar de otros dos sospechosos del ataque de Barcelona, Moussa y Driss Oukabir, también se mostró sorprendido por su supuesta implicación, diciendo que habían estado esperando a que Moussa fuese con ellos a pasar las vacaciones de verano en Marruecos.

Moussa, de 17 años, murió al ser abatido por la policía en Cambrils y Driss ha sido arrestado. Ambos vivían en Ripoll.

"La familia se estaba preparando para una boda, pero la cancelamos al conocer las noticias", dijo Ikhlef Oukabir, un primo segundo, hablando por teléfono desde Melouiya, a unos 200 kilómetros al sureste de Rabat.