El Salvador: golpean estructura que lavó millones de dólares

Por MARCOS ALEMÁN

SAN SALVADOR (AP) — En un operativo conjunto del ministerio Público y la policía se ha desmantelado un poderoso grupo del crimen organizado que sólo en una de sus empresas de fachada habría realizado operaciones financieras por un aproximado de mil millones de dólares.

El director General de la Policía Nacional Civil, comisionado Howard Cotto, destacó el miércoles en conferencia de prensa que "hasta hoy se impacta en materia patrimonial al crimen organizado por montos que no son superables en el país. Tienen en cuanto a dinero y bienes inmuebles, una cifra record nunca antes vista en proceso de este tipo".

Las autoridades capturaron al empresario y dirigente deportivo José Adán Salazar Umaña, conocido como "Chepe Diablo", señalado desde 2014 por el gobierno de Estados Unidos como capo del narcotráfico internacional, pero nunca había sido tocado por la justicia salvadoreña.

La policía también detuvo a la exesposa de Salazar Umaña y a la hija de ambos, así como a Romelia Guerra Argueta, exesposa del alcalde la ciudad de Metapán, Juan Umaña Samayoa, que al igual que su hijo Wilfredo Guerra, están prófugos, acusados de formar parte de la estructura criminal.

Chepe Diablo, Juan Umaña y su hijo Wilfredo Guerra, han sido señalados como los cabecillas del Cartel de Texis, ligado al narcotráfico internacional. Varios de sus familiares también han sido vinculados como testaferros

Cotto dijo que de las nueve órdenes de captura han hecho efectivas cuatro y se busca al resto de personas. Todos serán procesados por el delito de lavado de dinero y activos y de ser encontrados culpables podrían recibir condenas de hasta 15 años de prisión y multas económicas.

El Fiscal General de la Republica, Douglas Meléndez, lamentó que sólo se haya detenido a cuatro de las nueve personas requeridas y dijo en conferencia de prensa que Chepe Diablo, sus socios y familiares, "crearon decenas de sociedades, de las cuales unas fueron activadas y "otras ocupadas nada más como fachadas o sociedades de cartón" y al hacer un análisis financiero de estas "hemos determinado que 215.786 dólares no están justificados o respaldados".

Cotto dijo que, según las investigaciones, en un periodo de 12 años la empresa Gumersal "ha tenido un aproximado de 320.000 operaciones financieras valoradas en un aproximado de mil millones de dólares".

A su vez, el jefe del ministerio Público señaló que están investigando 30 empresas o sociedades vinculadas a esta estructura de lavado de dinero y activos, entre ellas la sociedad Desarrollos Montecristo, en la que el vicepresidente de la República, Oscar Ortiz aparece como socio de Chepe Diablo.

Aunque Meléndez afirmó que no están investigando al vicepresidente Ortiz, dijo que las explicaciones como funcionario público "tiene que darlas él, y creo que de alguna manera ya lo ha hecho". Destacó que Ortiz ya se ha puesto a la disposición de la Fiscalía, pero "si es necesario le vamos a requerir información a lo que sea necesario en relación a esta sociedad, a él y a las otras tres personas que aparecen como accionistas".

Desarrollos Montecristo fue fundada en el año 2000, pero el vicepresidente dijo a periodistas que "no tengo socios, ni negocios con nadie".

Meléndez afirmó que Chepe Diablo es parte de una organización considerada como una de las fuertes a nivel nacional, vinculada a la legitimación de capitales en El Salvador y que investigan su relación con empresas en otros países.

La Fiscalía informó que simultáneamente se ha iniciado la extinción de dominio de la empresa Gumersal, siete hoteles, y ocho de las 13 residencias allanadas. Al resto de inmuebles, entre ellas siete gasolineras, se les estableció medidas cautelares para evitar algún acto jurídico y sean vendidas o traspasadas a tercereas personas o empresas.