El quién es quién del juicio por el 'procés'

(I-d) Oriol Junqueras, exvicepresidente de la Generalitat; Joaquim Forn, exconsejero de Interior; Raül Romeva, exconsejero de Asuntos Exteriores; Jordi Turull, exconsejero de Presidencia; Josep Rull, exconsejero de Territorio y Sostenibilidad; Jordi Sánchez, expresidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC); Carles Mundó, exconsejero de Justicia; Carmen Forcadell, expresidenta del Parlament; Meritxell Borrás, exconsejera de Gobernación; Dolors Bassa, exconsejera de Trabajo; Santiago Vila, exconsejero de Empresa de la Generalitat; Jordi Cuixart, presidente de Òmnium Cultural, los doce acusados que se sentarán en el banquillo del Tribunal Supremo. EFE/Archivo

Este 12 de febrero arranca en el Tribunal Supremo el juicio contra doce líderes independentistas catalanes por su participación en el llamado ‘procés‘. Un periplo político que culminó en octubre de 2017 con la celebración de un referéndum ilegal de independencia, primero, y una declaración unilateral de independencia (DUI) por parte del Parlament que auspició la controvertida aplicación del artículo 155 de la Constitución.

No están todos los que son, porque algún dirigente decidió fugarse y refugiarse en el exilio, como es el caso del ‘expresident’ Carles Puigdemont, pero estos son los que están en el banquillo. Los exconsellers del ‘Govern’ depuesto, la expresidenta del Parlament Carme Forcadell, el presidente de Òmnium, Jordi Cuixart, y el entonces presidente de la ANC y actual presidente del grupo parlamentario JxCat, Jordi Sànchez.

Por delante un juicio por con más de 1.800 folios de alegatos de las defensas con los que pretenden demostrar la inocencia de los encausados en los presuntos delitos de rebelión, malversación de fondos públicos y desobediencia en un juicio sin precedentes. En total la Fiscalía solicita en total 176 años de cárcel para los 12 acusados. Un poco menos, 120 años, es lo que solicita la Abogacía del Estado. Lo que se traduce en condenas que irían desde los 7 hasta los 25 años de cárcel para cada uno de ellos. Muy lejos de las penas que solicita la acusación particular, representada por Vox. Este es el reparto:

Oriol Junqueras: El ex vicepresidente de la Generalitat lleva en prisión desde noviembre de 2017 y no la ha abandonado en ningún momento porque, a juicio del juez Pablo Llarena, “está directamente vinculada a una explosión violenta que, de reiterarse, no deja margen de corrección o de satisfacción a quienes se vean alcanzados por ella”. Por todo ello se le acusa de los delitos de rebelión, malversación y sedición por los que la Fiscalía pide para él 25 años de cárcel; la Abogacía del Estado, 12 años; y la acusación popular representada por Vox, 74 años.

Joaquim Forn: El exconseller de Interior está considerado como el responsable de ordenar a los Mossos d’Esquadra que permitieran la celebración del referéndum ilegal del 1-O. Por todo ello la Fiscalía pide para él 16 años de cárcel por los delitos de rebelión y malversación de caudales públicos; la Abogacía del Estado, 11 años y medio años y la acusación popular 74.

Vista de la presidencia de la Sala Penal del Tribunal Supremo en la que tendrá lugar el juicio del procés, que comenzará mañana 12 de febrero. EFE

Jordi Turull: El exconseller de presidencia -posteriormente elegido candidato a la Presidencia de la Generalitat como sucesor de Puigdemont- jugó, a juicio de la Fiscalía, un papel fundamental en la organización del referéndum ilegal, por lo que pide para él 16 años de prisión. Cinco más de lo que pide la Abogacía del Estado. La acusación popular de Vox mantiene la petición de 74 años.

Raül Romeva: El exconseller de Relaciones Exteriores afronta una condena de 16 años de prisión y 16 de inhabilitación por rebelión con malversación de fondos públicos. La Abogacía del Estado pide 11 años y medio de cárcel y el mismo tiempo de inhabilitación como dirigente de sedición en concurso con malversación de fondos.

Josep Rull: Exconsejero de Territorio, está acusado de rebelión y malversación de fondos públicos por lo que el fiscal le reclama 16 años de prisión y 16 de inhabilitación.

Dolors Bassa: Exconsellera de Trabajo, Bassa habría permitido que los locales y centros públicos de Catalunya abrieran sus puertas para celebrar el 1-O después de retirarles a los a los funcionarios de Trabajo la competencia sobre ellos, y habría instruido a los sindicatos para agilizar los trámites. Por ello se le acusa de los delitos de rebelión y malversación de caudales públicos por los que le pueden caer entre 16 y  74 años de prisión.

Santi Vila: El exconseller de Empresa fue el primero en desligarse del ‘procés’ dimitiendo de su cargo horas antes de la DUI. Sin embargo, por pertenecer al Govern que orquestó el 1-O, se enfrenta a penas de 7 años de cárcel -por parte de la Fiscalía y la Abogacía del Estado- así como a 24 años según la acusación de Vox.

Meritxel Borrás: La exconsellera de Gobernación, ahora en libertad, está acusada únicamente de malversación de caudales públicos y desobediencia por lo que se enfrenta a 7 años de prisión.

Carles Mundó: Al igual que Borrás, al exconseller de Justicia, le puede caer la misma condena al demostrarse que participó en reuniones acerca del 1-O.

Jordi Sánchez: El expresidente de la ANC es quien lleva más tiempo en la cárcel. Junto a Jordi Cuixart ingresó en prisión tras los altercados ante la Consellería de Economía del 20 de septiembre de 2017 por supuestos delitos de rebelión y organización criminal. La Fiscalía reclama para él 17 años de prisión, mientras que la Abogacía del Estado pide 8 años y la acusación popular 62 años de cárcel.

Jordi Cuixart: Idéntico al de Sánchez es el panorama del presidente de Ómnium Cultural por supuestamente organizar una rebelión ciudadana que derivó en graves enfrentamientos con las Fuerzas de Seguridad.

Carme Forcadell: La expresidenta del Parlament está procesada por un delito de rebelión por presidir el Pleno de la DUI por lo que la Fiscalía solicita para ella 17 años de prisión por un delito de rebelión en calidad de promotora, mientras que la Abogacía del Estado le pide 10 años, y Vox 62.

Otros seis de los procesados inicialmente en esta causa serán juzgados finalmente por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña. A ellos se les atribuye un delito de desobediencia grave. Se trata de Lluis María Corominas, Lluis Guinó, Anna Isabel Simó, Ramona Barrufet, Joan Josep Nuet, todos ellos exmiembros de la Mesa del Parlament. También figura en la lista la expresidenta del Grupo Parlamentario de la CUP Mireia Boya.