El PSOE convoca sus primarias para el próximo 21 de mayo

El Partido Socialista Obrero Español (PSOE) dio el sábado el inicio formal a la carrera por el control interno de la formación, con un calendario que contempla elecciones primarias el próximo 21 de mayo antes de celebrar su próximo 39º Congreso Federal. en la imagen de archivo, (I-D) el exsecretario generale del PSOE Alfredo Pérez Rubalcaba y el expresidente del Gobierno Felipe González, la presidenta andaluza Susana Díaz, el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero y otros miembros del PSOE en un acto para presentar la candidatura de Díaz a a la secretaría general del partido, en Madrid, el 26 de marzo de 2017. REUTERS/Susana Vera

MADRID (Reuters) - El Partido Socialista Obrero Español (PSOE) dio el sábado el inicio formal a la carrera por el control interno de la formación, con un calendario que contempla elecciones primarias el próximo 21 de mayo antes de celebrar su próximo 39º Congreso Federal.

"Se votará el día 21 de mayo. Los militantes acudirán a sus centros de votaciones en toda España para elegir al compañero o compañera que quieran que lidere el partido", dijo Mario Jiménez, portavoz de la gestora del PSOE, en declaraciones a medios durante un comité federal.

El partido está controlado por una gestora tras una profunda división en torno a la investidura del conservador Mariano Rajoy el año pasado que terminó con la abrupta salida del entonces secretario general socialista, Pedro Sánchez.

La presidenta socialista andaluza, Susana Díaz, se medirá al propio Sánchez y al exlehendakari Patxi López en las primarias del partido tras presentar su esperada candidatura la semana pasada arropada por líderes históricos de la formación.

Sánchez, con un discurso más a la izquierda, lleva meses recabando apoyos en citas con las bases socialistas por toda España, aunque bajo su anterior mandato el PSOE fue incapaz de frenar la caída en las urnas iniciada en 2011.

Una eventual victoria de Sánchez podría tener repercusiones en la estabilidad del país, ya que el exlíder socialista -que dimitió en octubre tras retirarle su apoyo la mitad de la ejecutiva en un golpe tras el que muchos vieron la mano de Díaz- podría poner más difícil la labor del gobierno del Partido Popular de Rajoy, en minoría en el Congreso.