El peligro de acabar con la paciencia del Ejército Mexicano con agresiones del pueblo

Captura de video / Twitter

El Comandante Supremo de las fuerzas armadas, presidente Andrés Manuel López Obrador, dio la orden al Ejercito y la Marina de no utilizar sus armas en contra del pueblo. En acatamiento a esta disposición los soldados, agredidos en once ocasiones en el transcurso de 2019, no han respondido a la violencia en su contra al realizar diferentes operativos de combate a la delincuencia organizada.

Las agresiones tuvieron lugar en Chiapas, Estado de México, Hidalgo, Querétaro, Michoacán y Puebla.

La más reciente agresión se realizó en Acajete, Puebla, donde pobladores de ese municipio se enfrentaron a soldados del Ejército Mexicano que resguardaban una bodega en la que se encontraban vehículos y mercancía presuntamente robada.

Un grupo de aproximadamente 150 personas agredieron física y verbalmente a los militares arrojándoles palos y piedras, que fueron respondidas por algunos soldados. Durante la agresión se escucharon “detonaciones de armas de fuego, sin poder determinar su origen; en respuesta el comandante de las tropas invitó a los agresores para que desistieran de su actitud, manteniendo en todo momento el control de los elementos castrenses”. 

“Debido a que la turba continuaba con la actitud hostil, el personal militar efectuó disparos al aire como una medida disuasiva, para proteger la vida e integridad física del personal, logrando dispersar a los agresores”. (Imagen Noticias, Ciro Gómez Leyva, 9 de septiembre de 2019)

Ante las agresiones a los militares el ex presidente Felipe Calderón publicó un comentario en Twitter: “El permitir que se agreda a los militares sin consecuencias erosiona el principio de autoridad, humilla a los soldados, exacerba la noción de impunidad y genera un potencial problema de ingobernabilidad de incalculables consecuencias.”

Un día antes, en San Juan del Rio, Querétaro, un grupo de mas de cincuenta personas detuvo un tren para saquearlo, lo que fue denunciado al Séptimo Regimiento Mecanizado de la 17 Zona Militar, que acudió al lugar y observó que “la multitud abría los contenedores del tren, que al parecer transportaba maíz.”

Los militares pidieron a los pobladores que suspendieran el saqueo, no fueron atendidos y “en cierto momento se escucharon disparos y en lugar de calmarse, la multitud enardeció y se abalanzó sobre ellos.

“La turba agredió a los soldados con piedras, palos y botellas de vidrio, ocasionándoles lesiones corto-contundentes en diferentes partes del cuerpo. “Intentaron desarmarlos, pero en ese momento el comandante de tropas efectuó un disparo hacia el suelo, lo que hizo que se dispersara la multitud.”

El saldo del enfrentamiento en San Juan del Rio, Querétaro, fue de un oficial y dos soldados lesionados, así como dos civiles heridos por impactos de arma de fuego.

Según reporte de seguridad del Sistema Ferroviario Mexicano, en el primer semestre de 2019 en el estado de Querétaro fueron reportados 43 robos a este sistema de transporte, de los cuales 19 ocurrieron en el trimestre enero-marzo y 24 en abril-junio. (Excelsior, 9 de septiembre de 2019)

Ante las agresiones a los militares la “Secretaría de la Defensa Nacional advirtió que ante la ocurrencia de un delito y en los casos en los que el personal militar o de la Guardia Nacional acudan con el objeto de garantizar la seguridad y paz en el país, y sean objeto de una agresión, se actuará conforme a los principios del Uso de la Fuerza y su gradualidad para proteger la vida e integridad física de los miembros de las Fuerzas Armadas, con estricto apego a los Derechos Humanos.” (Milenio, 9 de septiembre de 2019)

No es deseable ningún tipo de violencia en la sociedad y para que esta no surja en la convivencia el Estado cuenta con el monopolio del uso legitimo de la fuerza para evitar que algunos se apoderen de lo ajeno.

La sociedad enfrentada entre sí o que percibe vacío de poder, esta expuesta a que grupos, como los que actúan en algunas entidades del país, se organicen para tomar mercancías o alimentos.

Para que esta circunstancia se realice hace falta un liderazgo que con frecuencia opera por medio de grupos que organizan y cooptan a grupos sociales que llegan a estar integrados por la mayoría de un poblado.

El Ejército y la Marina hasta el momento han acatado el mandato del Comandante Supremo de no utilizar la fuerza en contra del pueblo, pero siendo las agresiones contra los soldados cada vez más violentas y ante la pasividad obligada, el riesgo de una respuesta violenta de su parte, en defensa de su vida, se acerca y en ese caso el que será responsable, por no haber puesto la otra mejilla, será el soldado.

No todo el pueblo es bueno y no todo el pueblo es sabio.