El Papa condena la guerra y el terrorismo tras explosión en iglesia de Egipto

Por Philip Pullella
El Papa Francisco saluda a los fieles en la Plaza de San Pedro después de ofrecer la misa por el Domingo de Ramos. Ciudad del Vaticano, 9 de abril 2017. REUTERS/Tony Gentile

Por Philip Pullella

CIUDAD DEL VATICANO (Reuters) - El Papa Francisco condenó una letal explosión ocurrida en una iglesia de Egipto y dijo durante la misa de Domingo de Ramos que el mundo estaba sufriendo por las guerras, el terrorismo y por "intereses que están armados y listos para atacar".

Francisco, que no ha hecho ningún comentario público directo sobre la actual crisis en Oriente Medio, ofreció la misa en momentos de una creciente tensión internacional, luego del bombardeo de Estados Unidos contra una base área siria, que según el Pentágono estuvo implicada en un ataque con armas químicas que mató a 87 personas.

Mientras el Papa estaba celebrando la misa para decenas de miles de personas, el Vaticano fue informado sobre la explosión que causó la muerte de 25 personas e hirió a unas 60 en una iglesia copta del Delta del Nilo. Otra explosión se produjo más tarde en una iglesia de Alejandría y el número de víctimas aún no estaba claro.

"Rezo por los muertos y las víctimas, que el señor transforme los corazones de las personas que diseminan el terrorismo, la violencia y la muerte y incluso los corazones de quienes producen y trafican con armas", dijo el pontífice, en comentarios preparados apresuradamente al final de la misa.

La explosión fue el ataque más reciente contra una minoría religiosa que se ha visto cada vez más asediada por militantes islamistas. Francisco tiene planes de visitar Egipto el 28 y 29 de abril y existe gran preocupación por su seguridad durante el viaje.

El Domingo de Ramos, que inicia la Semana Santa, conmemora para los cristianos el día en que Jesús ingresó a Jerusalén y fue recibido como el mesías, pero fue crucificado apenas cinco días después.

"Él (Jesús) está presente en nuestros muchos hermanos y hermanas que hoy sufren: sufren por el trabajo forzado, por tragedias familiares, por enfermedades", dijo Francisco.

"Sufren por las guerras y el terrorismo, por intereses que están armados y listos para atacar. Hombres y mujeres son engañados, violados en su dignidad, descartados", añadió.

Antes que Estados Unidos lanzara misiles contra una base del Gobierno de Siria, Francisco dijo que estaba horrorizado por el ataque con armas químicas de la semana pasada y lo describió como una "masacre inaceptable" de civiles inocentes.

(Editado en español por Marion Giraldo)