El origen de las tradiciones navideñas

Llega diciembre y es costumbre montar un árbol, decorarlo con luces y adornos, recrear un pesebre, repartir regalos y preparar una abundante cena en Noche Buena. Pero ¿de dónde vienen todas estas costumbres que practicamos con tanto entusiasmo cada año?

Las fiestas navideñas han evolucionado a través del tiempo. La mayoría de las tradiciones se remontan a hace siglos, y han sido el fruto de la fusión de muchas culturas que el cristianismo adoptó para promover la aceptación de la religión.

Hoy en día es una de las festividades más importantes de la fe católica, que celebra el nacimiento de Jesucristo. Y aunque la fecha exacta no aparece registrada en la Biblia, el 25 de diciembre había sido una fecha con especial significado por celebrarse el solsticio del invierno en el hemisferio norte, y Sexto Julio Africano, el padre de la cronología cristiana, adoptó esta fecha junto con el calendario litúrgico.

El origen de las tradiciones navideñas

Los regalos

Los regalos son una de las costumbres más arraigadas. Dicen que simbolizan la prosperidad, dar y recibir proporciona abundancia. También es la forma de transmitir la alegría entre personas queridas por el nacimiento de Jesús.

En cada cultura hay un personaje especial encargado de repartir regalos a los niños, bien sea San Nicolás, Santa Claus, Papá Noel, El Niño Jesús, El Viejito Pascuero o Los Reyes Magos. Uno de los más populares es Santa, y la imagen que vemos de él hoy en día ha ido evolucionando con el paso de los años. San Nicolás era un obispo cristiano de Turquía que solía dejar obsequios en secreto. Su devoción prevaleció por años tanto en la iglesia católica como en la ortodoxa. Y eventualmente lo asociaron a los regalos que recibían los niños en Noche Buena. La imagen del gordito de traje rojo fue una mezcla holandesa con las tradiciones escandinavas que habían llegado a Estados Unidos en 1820.

Arbolito de Navidad

Estos árboles eran utilizado por los paganos en los festivales de invierno durante miles de años. Sus hojas significaban la llegada de la primavera, y al mismo tiempo la cristiandad se expandía por Europa y los árboles comenzaron a ser usados como símbolo de Navidad. A mediados del siglo XIX la Reina Victoria de Inglaterra decoró su árbol, y cuando el retrato de la familia real apareció en los periódicos de Londres la tradición se volvió popular.

El origen de las tradiciones navideñas

Uvas con las campanadas de año nuevo

En 1909 hubo una abundante cosecha de uvas en España, y para evitar que se perdiera gran parte de los frutos, inventaron este ritual de comerse 12 uvas al sonar de las campanas, una tradición que continúa hasta la fecha.

Los bastones de caramelos

Se dice que nacieron en 1670 en una iglesia que se los entregaba a los niños para que se portaran bien durante la misa, y para dare un sentido religioso los fabricaban en forma de bastón para recordar a los pastores que visitaron al niño Jesús.

Corona de adviento

Esta tradición cristiana que simboliza el transcurso de las cuatro semanas antes del nacimiento de Jesús, tuvo origen hace dos mil años atrás. La época de adviento coincide con los días más cortos y poco luminosos del año, y se dice que la corona era una simbología para ayudar a los agricultores. Las hojas perennes de pino y las velas encendidas significan la persistencia de la vida en mitad del duro invierno.

El origen de las tradiciones navideñas