El opositor que fue bloqueado por afines a Evo Morales logra llegar a La Paz

La Paz, 6 nov (EFE).- El líder cívico boliviano Luis Fernando Camacho logró llegar a La Paz este miércoles después de que en la víspera grupos afines al presidente del país, Evo Morales, le impidieran salir del aeropuerto que sirve a esa ciudad.

Camacho emprendió viaje esta tarde nuevamente desde su natal Santa Cruz, en el este del país, para llegar al aeropuerto internacional de El Alto, ciudad vecina de La Paz, con el fin de llevar en persona a Morales una carta de renuncia por el supuesto fraude a favor del mandatario en las recientes elecciones generales.

"Ya estoy en casa", sostuvo el líder cruceño en un mensaje difundido en las redes sociales en el que agradeció a la Policía Boliviana "por toda la colaboración y sobre todo a esa juventud, a esos hombres y mujeres que fueron a recibirme al aeropuerto".

Grupos de afines y contrarios a Morales empezaron a llegar desde la mañana a las cercanías del aeropuerto, que en esta oportunidad sí tenía un fuerte resguardo policial a diferencia del lunes en la noche y el martes, cuando Camacho no pudo salir de la terminar aérea y debió retornar a Santa Cruz en una avioneta militar.

Durante la espera hubo tensión entre ambos grupos, aunque no se registraron incidentes mayores.

Líderes opositores como los expresidentes Carlos Mesa (2003-2005) y Jorge Quiroga (2001-2002), el senador Oscar Ortiz y el candidato vicepresidencial de la alianza opositora Comunidad Ciudadana, Gustavo Pedraza, acompañaron la llegada del cruceño.

Mesa lamentó en Twitter que la Policía le impidió acercarse a Camacho "en el momento de su llegada al aeropuerto" y denunció que aquello fue una "vulneración" a sus "derechos ciudadanos".

La tensión se incrementó después de que Camacho abandonara la terminal aérea, ya que los grupos que respaldaban al líder cívico denunciaron que los afines al Gobierno les cerraron el paso.

El exmandatario Mesa exigió al ministro de Gobierno (Interior), Carlos Romero, "garantizar la seguridad y la vida de jóvenes movilizados en defensa de la democracia, en el exterior del aeropuerto, rodeados y amenazados por grupos organizados y de choque del MAS", el oficialista Movimiento al Socialismo.

La oposición y movimientos cívicos no reconocen el resultado de las elecciones del pasado 20 de octubre que dio al presidente la victoria, al denunciar que hubo fraude a su favor por parte del órgano electoral.

Desde los días posteriores a los comicios ha habido violentas protestas y enfrentamientos en Bolivia entre quienes están a favor y en contra del mandatario, que ya se han cobrado tres muertes.

El detonante de las sospechas de manipulación del voto fue el día después de la votación un repentino cambio de tendencia del cómputo provisional, que pasó de prever una segunda vuelta entre Morales y Carlos Mesa a augurar un triunfo en primera ronda del mandatario boliviano.

(c) Agencia EFE