El millonario y polémico donador de Margarita Zavala para su campaña presidencial

Desde que Margarita Zavala acudió al Instituto Nacional Electoral (INE) a solicitar su registro como candidata independiente a la presidencia de la república y cuando le fue otorgado,  manifestó que no aceptaría el financiamiento público para su campaña. “Llegó el momento de dar signos y romper el círculo entre la política y el  dinero. En congruencia con mis valores, anuncio que he decidido renunciar al financiamiento público que me corresponde”.

Según la legislación electoral la candidata Zavala tiene derecho a la mitad de una tercera parte del financiamiento previsto para los candidatos independientes federales, equivalente a un total de 7.1 millones de pesos.

Como Margarita Zavala no presentó un documento con la petición oficial de renuncia al financiamiento público, la Dirección de Prerrogativas del INE procedió a la primera ministración y quedan pendientes dos depósitos que se realizarán los primeros días de cada mes y a los cuales todavía puede renunciar.

La candidata a la presidencia Margarita Zavala rechazó el depósito que le hizo el INE y manifestó que “devolverá a las autoridades electorales la primera transferencia de recursos que recibió” para su campaña. (Milenio, 13 de abril de 2018)

LEER | ¿Llegó el momento de cambiar a Meade? Parece que el terror llevará a eso al PRI

Cuando le fue otorgado el registro como candidata independiente Zavala expresó que su campaña la realizaría con aportaciones voluntarias de quienes se comprometieran con sus ideales. “Yo creo que la política debe hacerse principalmente con las aportaciones voluntarias de quienes están convencidos con la causa; quiero dar testimonio de que se puede hacer una política de manera
diferente”. (El Heraldo, 10 marzo de 2018)

Uno de los efectos de la reforma política iniciada en 1977 fue la determinación del Estado de financiar a los partidos políticos, a los consideró como entidades de interés social, para evitar que a la disputa por el poder, en cualquier nivel, entrara dinero de procedencia dudosa y se reglamentó y limitó a los partidos, la llegada de financiamiento privado, obligando a los donantes y candidatos a declararlo a las autoridades electorales.

Por ello, llama la atención que Margarita Zavala haya renunciado al financiamiento público para su campaña, porque hacer política cuesta mucho dinero, sobre todo cuando se trata de una campaña electoral de alcance federal. Renunció al recurso que otorga el INE a los candidatos independientes a la presidencia y anunció una jornada para recabar donaciones para su candidatura.

LEER | Margarita Zavala y el nuevo ‘haiga sido como haiga sido’ rumbo a la Presidencia de México

Comentó Margarita Zavala, “Voy a gastar únicamente en los límites legales. Sé hasta dónde se le puede pedir a la ciudadanía. No todo es dinero, ahí están los topes y mi meta es hasta donde llegue”. Señaló que el tope de gastos es de 429 millones de pesos, por lo que buscará llegar a ese tope.

En los primeros días de su actividad “Pasando la Charola” Margarita Zavala recibió donativos por 5 millones de pesos de parte de la familia Bailléres y un ejecutivo del Grupo BAL.

Alberto Baillères González, dueño de grupo Bal, y su hijo Alejandro Baillères Gual han entregado un millón 680 mil pesos cada uno, según un informe de fiscalización del INE. En tanto que Juan Bordes Aznar, director ejecutivo de Grupo Bal, donó un millón 640 mil pesos. Grupo Bal incluye empresas como El Palacio de Hiero, Peñoles y Petrobal.

Alberto Baillères es fundador del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y recibió en 2015 la medalla Belisario Domínguez, entregada por el Senado de la República. Es el tercer hombre más rico de México, con una fortuna estimada en 12 mil millones de dólares, según datos de Bloomberg. (El Financiero, 4 de abril de 2018)

Los donativos fueron reportados al INE, donde se observa que la propia Margarita Zavala ha aportado 459 mil pesos a su propia campaña y Felipe Calderón aportó 1.25 millones de pesos a la precampaña y con el 66 % del total de aportaciones es el simpatizante que más dinero ha donado.

La cantidad de dinero que pretende recaudar Margarita Zavala es muy inferior al financiamiento que le otorga el INE y por eso lo rechaza pues, por la vía de los “donativos”, que podrían ser interpretados como el cobro de favores cuando su marido estuvo en el poder, lograría obtener una bolsa suficiente para financiar los gastos de su campaña por la presidencia.

LEER | La amenaza de AMLO que pone nervioso a Vicente Fox, ahora más que nunca

Para quienes le entregan dinero a la Candidata Independiente la cantidad donada es menor pero sirve para “amarrar” compromisos que luego se traducen en favores que pueden pedir a los gobernantes.

En su afán por avanzar en su objetivo Zavala solicitó al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación que le fueran otorgados un mayor número de spots, lo que fue rechazado, asimismo planteó la posibilidad de que le fuera autorizada la contratación de tiempos en radio y televisión con fines electorales y el TEPJF le recordó que lo solicitado “se encuentra expresamente prohibido por la
Constitución”.

No será extraño que la candidata Margarita Zavala logre recaudar lo que se propuso, pero necesita autorización para gastarlo y en una de esas el dinero se le queda en la “bolsa del mandado”.