El indignante veredicto sobre lo que pasó en el Metro de CDMX