El maravilloso gesto de un niño con empleados de supermercado tras la masacre de Colorado

Jesús Del Toro
·3  min de lectura

Las flores alegran el corazón y mitigan un poco el dolor de las tragedias. Y la actitud que un pequeño de 11 años tuvo hacia una comunidad severamente afectada por la violencia resultó florida, solidaria y maravillosa.

El niño JJ Witmer, de 11 años, repartió flores en un supermercado de Colorado. (Captura de pantalla / CBS News-YouTube / Jody Witmer)
El niño JJ Witmer, de 11 años, repartió flores en un supermercado de Colorado. (Captura de pantalla / CBS News-YouTube / Jody Witmer)

El atroz tiroteo que se registró el pasado 22 de marzo en el supermercado King Sooper en Boulder, Colorado, dejó 10 personas muertas y a toda la comunidad de trabajadores y clientes de ese negocio fuertemente traumatizada.

Ante ello, el pequeño JJ Witmer, de 11 años de edad, decidió entrar en acción. Como relató la televisora CBS News, el chico dijo que la masacre lo atemorizó y consternó. “Estaba asustado… No me imagino lo que es ser uno de los familiares de alguna de las víctimas”, comentó el chico.

Y para ayudar a quienes en esa ciudad de Colorado han sufrido el impacto de esta desgracia, el día después de la masacre el niño y su mamá acudieron a un supermercado cercano y repartieron flores a sus empleados. El niño pensó que ellos estarían temerosos de ir a trabajar un día después del tiroteo y decidió hacerles un regalo.

“Las flores hacen que la gente se alegre y sonría. Y yo sabía que ellos [los empleados de supermercados] estarían un poco asustados de ir al trabajo ese día, así que decidí repartirles flores”, comentó el niño.

JJ Witmer estudia el  quinto grado de primaria en Colorado. (Captura de pantalla / CBS News-YouTube / Jody Witmer)
JJ Witmer estudia el quinto grado de primaria en Colorado. (Captura de pantalla / CBS News-YouTube / Jody Witmer)

“Como madre, una quiere educar a sus hijos pero también mantenerlos seguros y libres de preocupaciones. No quería que tuviera miedo de ir al supermercado… Pero era inevitable que él escuchara del tiroteo dado que sucedió muy cerca de casa”, dijo Jody Witmer, de 51 años y madre de JJ, a The Washington Post.

Así, ambos acudieron el pasado martes a otro supermercado de la cadena King Sooper. Compraron allí mismo las flores para repartir, e incluso recibieron un descuento.

El chico, que estudia el quinto grado de primaria, repartió unas 80 flores y ciertamente al hacerlo compartió alegría y esperanza en momentos de dura tensión.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Ese gesto sencillo del pequeño JJ no pasó desapercibido: su acto de afectuosa solidaridad le ha hecho merecedor de aprecio y reconocimiento, tanto de las personas a quienes les dio flores como de la sociedad en general.

“Había una señora en el área de empaque [del supermercado] y le di una rosa. Ella empezó a llorar y a abrazarme… Fue, pienso yo, la mejor reacción que he recibido”, contó el niño a CBS News, quien dijo que otras personas que recibieron sus flores le respondieron con abrazos y choques de puños. “Eso me hizo sentirme realmente jubiloso”, mencionó JJ.

Aunque sencillo, el gesto del chico no es poca cosa. En momentos de grave tensión y desasosiego, por la matanza en Boulder y el acumulado del sufrimiento provocado por la pandemia de covid-19, acciones como las de JJ son esperanzadoras y muestran un espíritu solidario y una conciencia social que se necesitan mucho.

El pequeño lo tuvo muy claro: “Actúa, no lo pienses, hazlo… Al principio yo estaba renuente a hacerlo, porque no estaba seguro de la reacción que iba a recibir. Pero al poco esto realmente me impulsó a seguir. Así que actúa”, fue la juiciosa conclusión del niño para los demás.

Es de esperar que el ejemplo de JJ florezca y se repita en muchas acciones de benevolencia y solidaridad a gran escala.

TE PUEDE INTERESAR, EN VIDEO: El tiroteo de Colorado reactiva el debate sobre el control de armas en EEUU