El final inesperado de un patinador que circula a toda velocidad por las calles de Londres

El patinaje es un deporte que consiste en deslizarse por una superficie con unos patines colocados en los pies. A priori parece sencillo, pero hay múltiples elementos que pueden acabar convirtiendo ésta en una actividad de riesgo.

Pues bien, un claro ejemplo de los peligros que entraña patinar nos lleva hasta Londres donde el patinador amateur Jack Tierney se ha llevado un gran susto mientras se deslizaba a toda velocidad por las calles de la capital del Reino Unido.

Tierney circulaba por la zona de St Paul’s Cathedral cuando, al pasar junto a un vehículo, uno de los ocupantes abre súbitamente una puerta y el golpe lo impulsa bruscamente contra la pared.

En unas imágenes grabadas por él mismo con una cámara 360 y publicadas en su cuenta de Instagram, se le puede ver deslizándose a toda velocidad por una acera mientras escucha una canción de hip hop.

Posteriormente, se traslada a la calzada y se agarra a un coche que lo impulsa y le proporciona mayor velocidad. Pero en el momento en el que se suelta e intenta superar a otro vehículo que se encuentra estacionado en un lateral de la vía es cuando se abre inesperadamente una de las puertas y envía al joven contra la pared.

Tal y como se puede observar en las mismas imágenes, Jack Tierney sale ileso del golpe pero resulta ligeramente conmocionado por lo que acababa de pasar.