El feroz incendio que ha convertido la localidad turística de South Lake Tahoe en un infierno

·4  min de lectura

El enorme incendio denominado Caldor ha transformado de modo súbito la hasta hace poco idílica comunidad de South Lake Tahoe, en la ribera del lago de ese nombre en la frontera de California y Nevada.

Llamas del incendio forestal Caldor son vistas desde la cercana localidad de South Lake Tahoe, California, el pasado 30 de agosto de 2021. (AP Photo/Noah Berger)
Llamas del incendio forestal Caldor son vistas desde la cercana localidad de South Lake Tahoe, California, el pasado 30 de agosto de 2021. (AP Photo/Noah Berger)

Esa población, un lugar muy turístico y donde locales y visitantes suelen disfrutar de la belleza de la naturaleza, enmarcado todo ello en el lago y las montañas, se ha vuelto recientemente el escenario de un infierno.

El incendio Caldor es de gran magnitud y avanza rápidamente, tanto que las autoridades han debido emprender la evacuación de South Lake Tahoe, que se ha convertido en una suerte de pueblo fantasma, vacío de personas y con el aire cargado de humos y resplandores anaranjados.

Hasta ahora las llamas no habrían aún afectado la zona urbana principal de Lake Tahoe, pero fuertes vientos y bajos niveles de humedad han catalizado el fuego, que avanza hacia el este y amenaza ya también las localidades del vecino Condado de Douglas, en Nevada.

Largas filas de automóviles convirtieron las carreteras en estacionamientos durante la evacuación de South Lake Tahoe, California, ante el avance del incendio forestal Caldor. (AP Photo/Noah Berger)
Largas filas de automóviles convirtieron las carreteras en estacionamientos durante la evacuación de South Lake Tahoe, California, ante el avance del incendio forestal Caldor. (AP Photo/Noah Berger)

En South Lake Tahoe, localidad de unos 20,000 habitantes, la evacuación se ha dado en días recientes de un modo caótico, en punzante contrapunto con otra evacuación, en Louisiana, provocada por otro fenómeno natural destructivo, el huracán Ida.

Según reportó The Guardian, la orden de evacuación dada el pasado lunes resultó sorpresiva y las carreteras se convirtieron en un estacionamiento, con muy largas colas de automóviles avanzando a una velocidad desesperadamente lenta mientras sobre ellos caía una lluvia de cenizas y fuertes vientos agitaban el temor a las llamas que, no demasiado lejos, avanzaban destructoras.

Aunque muchos no querían salir de sus casas, la evacuación resultó obligada, dado el peligroso y no controlado avance del fuego.

“No me he movido en media hora… Estoy aquí sentado [en el automóvil] viendo toda esa ceniza caer, pero al menos yo ya me estoy yendo de aquí”, dijo Dick Kline, residente de South Lake Tahoe, al citado periódico.

La agencia AP recogió el pasado martes testimonios sobre las enormes filas de autos en las carreteras y sobre el hecho de que, no lejos de allí, 3,500 bomberos combatían el incendio Caldor.

“Hasta esta mañana yo no pensé que hubiera posibilidad de que esto [el fuego] pudiera llegar a esta área. Ahora, eso es muy real”, dijo Ken Breslin, vecino de esa localidad, a la AP.

En Nevada se han establecido albergues para recibir a unos 22,000 evacuados de South Lake Tahoe, reportó el periódico USA Today, mientras que bomberos combatían el incendio, que había ya avanzado hasta a unas 3 millas de esa localidad, para establecer líneas de protección y tratar de que las llamas no lleguen a las casas y otros edificios.

Fotos de la desolada, pero aún intacta, South Lake Tahoe resultan estremecedoras si se considera que, a no mucha distancia, un monstruoso incendio arrasa bosques, matorrales y construcciones.

Tras la evacuación de South Lake Tahoe por el avance del incendio Caldor, las mesas y sillas vacías de un restaurante dan a esa localidad un aspecto desolado, incluso fantasmal. (AP Photo/Jae C. Hong)
Tras la evacuación de South Lake Tahoe por el avance del incendio Caldor, las mesas y sillas vacías de un restaurante dan a esa localidad un aspecto desolado, incluso fantasmal. (AP Photo/Jae C. Hong)
Una mesa de picnic a las afueras de un motel en la desolada ciudad de South Lake Tahoe, California, evacuada ante el avance del incendio forestal Caldor. (AP Photo/Jae C. Hong)
Una mesa de picnic a las afueras de un motel en la desolada ciudad de South Lake Tahoe, California, evacuada ante el avance del incendio forestal Caldor. (AP Photo/Jae C. Hong)

Algunos de los evacuados, como es el caso de Patrick Mack, se separaron de sus familias (que salieron de South Lake Tahoe antes que él) y no todos los que dejaron sus hogares habían podido reunirse en primera instancia.

Y algunos se han topado con que algunos albergues en Nevada se han llenado ya y no tienen capacidad de recibir a más personas.

El incendio Caldor es, por añadidura, solo uno de los 13 grandes incendios forestales que actualmente se encuentran activos en California.

Hasta el momento es incierto cómo se desarrollará el incendio Caldor y se espera, aunque sin seguridad, que no llegue a afectar de modo directo la zona urbana de South Lake Tahoe. También hay esperanza de que el fuego no avance más hacia el este y no llegue a Nevada.

Pero se teme también que las llamas destruyan paisajes naturales y áreas recreativas que son de gran importancia para la actividad turística de la región.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.