El director del FBI sugiere tapar con cinta las webcams de los portátiles

El jefe del FBI James Comey dijo que su práctica de colocar un trozo de cinta opaca en la webcam de su ordenador portátil es una medida de seguridad rutinaria que otros deberían tomar.

El director del FBI James Comey participa en una sesión de la Cumbre de Inteligencia y Seguridad Nacional celebrada en Washington el 8 de septiembre (Foto: Gary Cameron / Reuters).

La máxima autoridad de esta agencia recomendó tapar la webcam el pasado 14 de septiembre durante una intervención en una conferencia celebrada en el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales. Esta precaución no es simplemente una cuestión de idiosincrasia, sino una medida de seguridad no tan diferente a usar un sistema de alarma o a cerrar con llave los coches.

Al ser preguntado sobre si él tapa sus cámaras en casa, Comey contestó lo siguiente: “Por supuesto, claro que sí. Y también –se burlan de mí por muchas cosas, pero más aún por esto− espero que la gente cierre con llave sus coches. No tengo un coche propio, pero estoy seguro de que cerramos nuestros coches del FBI. Cierren las puertas de casa por la noche. Yo tengo un sistema de alarma. ¿Ustedes tienen un sistema de alarma? Deben usarlo. Yo lo uso”.

Después de que el periódico The Hill se hiciera eco de la recomendación, lo cual hizo que se volviera viral, algunas voces críticas se mostraron discrepantes con la preocupación del director del FBI sobre su seguridad personal mientras se mostraban indiferentes con la de los demás.

En abril, Comey desveló que había adquirido el hábito de colocar cinta en la cámara de su portátil. Esto no pasó desapercibido dado que el FBI se encontraba en medio de una disputa con Apple sobre el acceso a información cifrada de usuarios de la empresa de alta tecnología. El debate alcanzó su máximo nivel cuando Apple rechazó ayudar a la agencia desbloqueando el iPhone del terrorista muerto durante el tiroteo de San Bernardino, California.

Ha habido casos en los que los hackers se han aprovechado de los dispositivos personales de ciudadanos para espiarlos, pero algunos activistas acusaron al director del FBI de hipócrita. Al fin y al cabo, él había dicho que “la privacidad absoluta” interferiría en la misión de hacer cumplir la ley para mantener la seguridad pública.

“No es ninguna locura que el director del FBI también se preocupe por su seguridad personal”, dijo Comey. “Así que creo que la gente debe asumir la responsabilidad por su propia seguridad. Deberían hacer algunas cosas sensatas, y esta es una de ellas”.

“Las instituciones gubernamentales”, continuó, “han tomado medidas similares para proteger la seguridad de sus empleados”.

“Uno va a una oficina gubernamental”, dijo. “Todos tenemos pequeñas cámaras en la parte superior de las pantallas. Todas tienen una pequeña tapa que se cierra. Se hace para que las personas que no tienen autorización no lo observen. Creo que es algo bueno”.

Michael Walsh

Periodista