El coronavirus los dejó sin boda y ahora sus juegos con los chocolates de la fiesta causan furor

Tratando de darle un toque de humor al fiasco de lo que habría sido un gran día, una pareja británica recreó divertidas escenas de la vida cotidiana con 115 conejos de chocolate que iban a repartir entre los invitados a su boda.

Getty Creative

Frankie Lewis y Mark Burton viven en Bangkok pero habían viajado a Reino Unido para dar el sí el 4 de abril. Con la boda cancelada y la vuelta a Tailandia casi imposible, debieron quedarse y trabajar a distancia.

“Mientras trabajamos desde casa en algunas horas bastante extrañas, tenemos abundancia de dos cosas: conejitos y tiempo”, escribió Mark en Twitter.

En un gran esfuerzo de producción y creatividad, la pareja recreó diversos escenarios protagonizados por los conejitos.

Para que al menos hubiera un final feliz, celebraron una boda de chocolate. Frankie diseñó algunos detalles para la novia y el novio, y una pequeña orden de servicio para el oficiador.

Después de la “boda”, todos tuvieron una gran luna de miel - o de chocolate en este caso- y se los escenificó abordando un crucero.

También se los recreó custodiando uno de los productos más valorados en este tiempo de cuarentena: rollos de papel higiénico.

“Amigo, vas a ser un gran esposo con ese sentido del humor estrafalario ... En el encierro en España y nos hiciste reír", comentó un usuario. "Si estuviera atrapado en mi casa con 115 conejitos de chocolate ... bueno, ahora estaría atrapado en mi casa con 2 o 3 conejitos de chocolate", bromeó otro.

Al ver la reacción tan positiva de los internautas, los desafiaron a encontrar a un infiltrado entre los conejos.

Los Juegos Olímpicos del 2021 en Tokio, que al igual que la boda debieron ser cancelados, fueron la excusa y el escenario perfecto para poner a jugar a los conejitos.

Ante la falta de eventos deportivos, también celebraron la famosa Final de la Copa “Indefinida” en el estadio “Construido a toda prisa”.

Y como es importante mantenerse ejercitado y saludable durante la cuarentena, los conejitos practicaron yoga junto a Frankie.

Sin dudas el humor resulta clave para hacer más liviana la difícil situación que estamos viviendo a nivel mundial. Si te gustaron las ideas de Frankie y Mark, ya adelantaron que están pensando nuevas escenas y que han estado recibiendo muchas sugerencias encantadoras.