Las fotos de una influencer de 17 años brutalmente asesinada ponen los reflectores sobre las redes sociales

Fari Rafa
Contributor

Un joven “obsesionado” asesinó brutalmente a una influencer de 17 años el domingo, para luego divulgar imágenes explícitas del cadáver en plataformas como Instagram, Discord y 4Chan, reavivando el debate sobre la manera en que las redes sociales manejan el contenido violento.

El agresor tomó fotos del acto incluso en el momento en el que estaba siendo detenido por la policía.

Bianca Devins/Vía Yahoo Lifestyle

Las autoridades encontraron el cuerpo de Bianca Devins, una “e-girl” adolescente con más de 30,000 seguidores en Instagram, cerca de un vehículo en Utica, Nueva York. A su lado hallaron a Brandon Clark, de 21 años, quien había llamado al 911 y amenazó con “hacerse daño”.

Clark comenzó a apuñalarse en el cuello con un cuchillo cuando vio llegar a los agentes y luego se tendió en el suelo. Según el informe policial del caso, el joven sacó su celular para tomarse una selfie junto al cadáver minutos antes de ser detenido.

Las autoridades determinaron que la pareja se conoció a través de las redes hace unos meses y habían quedado para ir juntos a un concierto en la ciudad de Nueva York.

“Salieron del lugar y regresaron a Utica en algún momento después de las 10 pm. Se cree que se produjo algún tipo de discusión en el lugar”, reza el informe.

“Lo siento, Bianca”

La investigación reveló que la discusión avanzó hasta que Clark sacó del auto un cuchillo grande con mango negro y lo usó para infligir lesiones mortales a Devins. Poco después, tomó fotos del cuerpo ensangrentado y las publicó con el mensaje “Lo siento, Bianca”.

"Podemos confirmar que las imágenes distribuidas de las lesiones tanto de la víctima como del agresor son auténticas y ocurrieron en el momento del incidente", dijo la policía.

La foto circuló ampliamente por las redes bajo etiquetas relacionadas con el nombre real de la víctima, así como el perfil del agresor “Yessjuliet”. Un gran número de usuarios se dieron a la tarea de pedir a la comunidad evitar el uso de estas etiquetas y “limpiarlas” adjuntándolas a contenidos inofensivos.

Por otro lado, muchos usuarios aprovecharon el momento para hacer crecer el número de seguidores y atestaron las redes de Bianca Devins con comentarios como “Si me sigues te muestro las imágenes (del asesinato) en mi perfil privado”.

¿Son responsables las redes sociales?

Usuarios de Reddit, Twitter e Instagram se refieren a Bianca como una chica “e-girl”, un movimiento estrechamente vinculado a las redes sociales, la moda de los 90, la cultura japonesa y los videojuegos.

No han sido pocos los que tachan a Clark de “incel” (abreviatura de la expresión inglesa ‘involuntary celibate’, celibato involuntario), una subcultura exclusiva de hombres heterosexuales insatisfechos con las mujeres que se manifiesta en comunidades virtuales.

Las discusiones que se producen en los foros “incel” se caracterizan por el resentimiento, la misantropía, la misoginia, y la apología de la violencia contra las mujeres que no quieren tener sexo y contra los hombres que sí son sexualmente activos.

Claramente, la vida de ambos -víctima y agresor- estaba sumamente moldeada por las redes sociales.

En respuesta al incidente, Facebook emitió un comunicado diciendo que inicialmente había encontrado y eliminado contenido de los Instagram Stories vinculado al sospechoso, antes de eliminar sus cuentas personales luego de que la policía lo identificara.

Las imágenes del cuerpo de la víctima, agregó la nota, aparecieron en Instagram escondidas detrás de un filtro de contenido sensible, pero se volvían visibles para aquellos que luego eligieran verlo.

“NO, Instagram. Es una foto gráfica del cadáver de una chica con la garganta cortada. No solo le pones una marca de "contenido sensible". ELIMiNA YA LA CUENTA. Dios…”, escribió una usuaria indignada.

“Nuestros pensamientos se dirigen a los afectados por este trágico evento. Estamos tomando todas las medidas para eliminar este contenido de nuestras plataformas", aseguró la compañía

El gigante de las redes sociales dijo que también había tomado medidas para eliminar de forma proactiva las cuentas que intenten compartir contenido vinculado al incidente, así como cualquier persona que trate de hacerse pasar por el sospechoso.

No toman en serio los contenidos violentos

Damian Collins, presidente conservador del Comité Selecto del Departamento de Digital, Cultura, Medios y Deporte (DCMS), que ha llevado a cabo investigaciones sobre la vigilancia de contenidos ilegales, acusó a las plataformas sociales de no tomar en serio los contenidos violentos.

“Otro asesinato brutal se ha vuelto viral. ¿Cuándo tomarán en serio las redes sociales la violencia?”, escribió en Twitter.

Algo similar ocurrió en los ataques terroristas de Christchurch a principios de este año, cuando el agresor transmitió en directo mientras perpetraba un tiroteo masivo. Facebook y YouTube, propiedad de Google, fueron ampliamente criticadas por no dejar de publicar nuevamente el video online.

Después de los ataques, Amazon, Facebook, Google, Microsoft y Twitter acordaron en una cumbre mundial en París introducir nuevas medidas para eliminar el contenido violento y con tintes terroristas de Internet.