El asesinato que mostró algo de México que nadie quería reconocer

 EFE/José Méndez

El tema de la violencia y la inseguridad tiene indignados y disgustados a los mexicanos con sus gobernantes debido a que, por más de una década, han sido ineficaces en el combate a la delincuencia y peor aún, en no pocas ocasiones aparecen en la escena como sus cómplices, que los tiene en sus nóminas.

El asesinato de los estudiantes de cine en el estado de Jalisco, Javier Salomón Aceves, Marco Ávalos y Daniel Díaz, desaparecidos el 19 de marzo, fue aclarado por las autoridades del estado que responsabilizó al Cartel Jalisco Nueva Generación. Al explicar la no presentación de los cuerpos, informó que “Christian Omar Palma Gutiérrez, conocido como el rapero QBA, tenía como ocupación
disolver en ácido cadáveres a cambio de 3 mil pesos semanales que le pagaba el Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG).” (Milenio, 25 de abril de 2018)

Este desenlace motivó la protesta de grupos de jóvenes en diversas ciudades del país, en particular en Guadalajara, donde los estudiantes no creyeron la versión que dieron las autoridades y exigieron la renuncia del gobernador Aristóteles Sandoval.

Como sucede en estos casos los políticos se hicieron presentes con su pésame, condolencia y solidaridad con las familias afectadas.

LEER | La ‘broma’ demencial e instigadora de El Bronco para ser presidente de México

El presidente Enrique Peña Nieto, de gira por Europa y 24 horas después de que se dio la noticia, vía redes sociales manifestó: “El atroz homicidio de Javier, Daniel y Marco nos lastima e indigna a todos los mexicanos. Mis sentidas condolencias y solidaridad a sus familiares, amigos y compañeros por tan terrible e irreparable pérdida”.

En un segundo tuit señaló: “Las autoridades de los tres órdenes de gobierno debemos combatir al crimen con eficacia para responder a la legítima exigencia de la sociedad mexicana de vivir en paz y tranquilidad”.

Con anticipación había ofrecido su pésame y solidaridad al gobierno de Canadá, donde un joven atropelló y mató a 12 personas y lesionó a 13 más con su vehículo.

Los candidatos a la presidencia de México, que el domingo anterior debatieron sobre la violencia, solo expresaron generalidades sobre este acontecimiento.

Andrés Manuel López Obrador: “Muy lamentable, muy lamentable, lo lamento mucho, entristece, tiene que acabar este horror; por eso mi insistencia en conseguir la paz.”

¿Llegó el momento de cambiar a Meade? Parece que el terror llevará a eso al PRI

José Antonio Meade: “Un crimen como éstos no puede quedar impune. Que todo el peso de la justicia caiga sobre quienes lo perpetraron”.

Ricardo Anaya: “En el Frente reprobamos y lamentamos el asesinato de los tres estudiantes que habían desaparecido en Jalisco. Nuestra solidaridad con sus familias”.

Jaime Rodríguez, ‘El Bronco’: “No hay palabras para describir lo que se siente cuando el crimen organizado nos arrebata un hijo de los brazos, roban una parte de nosotros.”

Margarita Zavala: “Toda mi solidaridad con los padres, familiares y amigos de los estudiantes asesinados en Jalisco. No se puede hablar de un futuro de paz si no podemos garantizar la seguridad de los jóvenes”.

La muerte de los tres estudiantes de cine de Guadalajara pone en evidencia que los jóvenes en México son un grupo vulnerable. Según cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, “en la última década una de cada tres desapariciones registradas ha sido de jóvenes cuyas edades oscilan entre 15 y 24 años.

De enero de 2007 al mismo mes de 2018 se reportaron 34 mil 268 personas desaparecidas, de las cuales 9 mil 404 tenían esa edad, 27% de los casos.” (El Universal, 25 de abril de 2018)

Jalisco es el tercer estado de la República mexicana con más denuncias por ese delito, hasta el 31 de enero de 2018 se habían registrado 3 mil 60 desapariciones.

Para Emilio Daniel Cunjama, investigador del Instituto Nacional de Ciencias Penales, la juventud es vulnerable ante la violencia que se vive en el país. “La violencia es esencialmente ejecutada y recibida por jóvenes. Aproximadamente entre los 12 y los 29 años es la edad en la que mayormente se concentra la victimización y también los registros de averiguaciones previas iniciadas, así como de la población penitenciaria. Es una violencia esencialmente joven, masculina, de clase media o baja y ubicada en los territorios donde la delincuencia organizada tiene una gran actividad." (El Universal, 25 de abril 2018)

La crisis de violencia que se vive en México pone en evidencia que en materia de seguridad vivimos en un Estado fallido. Es una realidad que el presente es el sexenio más violento de la historia al superar la cifra de muertes violentas registradas en el gobierno anterior.

Según la Universidad de Uppsala, en Suecia, México es víctima de violencia generalizada en casi la totalidad del territorio nacional, se ha convertido en uno de los países con mayor número de muertos a manos de organizaciones armadas.

Los resultados de los datos analizados ubican a nuestro país dentro de los primeros 10 lugares con mayores conflictos bélicos a escala mundial de los últimos años y como el más violento de América. (El Economista, 26 de julio de 2017)