El arañazo de tu gatito puede ser más peligroso de lo que crees

Los arañazos y mordeduras, sobre todo los de gatos más jóvenes, puede causar una infección conocida como “la enfermedad del arañazo de gato” | imagen CDC.gov

Tener una mascota en casa conlleva muchas satisfacciones y también responsabilidades, pero un hecho que suele pasarse por alto es que también nos expone a una serie de amenazas y peligros sanitarios, algunos poco conocidos y tan sorprendentes como “la enfermedad del arañazo de gato”. Esta semana la Universidad McGuill en Canada ha publicado un artículo explicando algunas de las curiosidades de esta enfermedad que es mucho más frecuente de lo que en un principio podríamos pensar.

La enfermedad por arañazo de gato es una infección causada por rasguños o mordeduras de gatos (en casos más raros también puede ser transmitida por perros y otros animales). Sus síntomas incluyen fiebre, dolores de cabeza, somnolencia y cansancio, y en casos más serios, también inflamación de los ganglios linfáticos o neurorretinitis. La infección tiene su origen en la Bartonella henselae, una bacteria muy frecuente en felinos transmitida por la denominada pulga del gato.

A pesar de ser tan poco conocida es tan frecuente que en realidad se considera un riesgo laboral para los profesionales que trabajan cerca de ellos. Por ejemplo los veterinarios, que suelen estar cerca de gatos que en ocasiones actúan de forma agresiva y por tanto aumentan sus probabilidades de morder o arañar. Un artículo científico, publicado hace solo unos años en el journal especializado “Vector Borne and Zoonotic Diseases”, descubrió ADN de esta bacteria Bartonella henselae en 32 de los 114 veterinarios que participaron en el estudio.

Un caso muy frecuente: ganglio linfático inflamado en la región de la axila de una persona con enfermedad por rasguño de gato y heridas de un rasguño de gato en la mano | imagen CDC.gov

Pero lo más curioso de esta enfermedad del arañazo de gato es que sus causantes son las mascotas más adorables y, aparentemente, más inofensivas. Se ha descubierto que los gatitos más jóvenes son más propensos a portar la bacteria Bartonella henselae. Estos pequeños cachorros aún tienen el sistema inmunológico poco desarrollado y además son más proclives a morder o arañar a sus dueños mientras aprenden a jugar… por eso, aunque parezca dulce y gracioso, debes tener cuidado con los pequeños arañazos, sobre todo si tu gatito es un cachorro.

Para la mayor parte de los casos de enfermedad por arañazo del gato no existe un tratamiento específico eficaz. Afortunadamente, la enfermedad usualmente se resuelve espontáneamente con o sin tratamiento en el plazo de un mes. Eso sí, en pacientes inmunodeprimidos esta enfermedad puede dar lugar a complicaciones mucho más graves.

Referencias y más información:

Ada McVean B.Sc. “Your Pet Cat May Be a Bit More Dangerous Than You Think” McGill University Office for Science and Society

Lantos, Paul M., et al. «Detection of Bartonella Species in the Blood of Veterinarians and Veterinary Technicians: A Newly Recognized Occupational Hazard?» Vector Borne and Zoonotic Diseases, PubMed Central, DOI:10.1089/vbz.2013.1512.