El antojo de su esposa le hizo ganar 5 millones de dólares

El hombre fue casi obligado a comprarle un antojo y complacer el antojo de su esposa, pero al llegar a la gasolinera se volvió millonario.