El ajolote que por poco muere en una iglesia de Venezuela, pero lo rescataron y sigue vivo

·2  min de lectura
Foto: Captura de video Instagram vía @greciamarquis
Foto: Captura de video Instagram vía @greciamarquis

La veterinaria Grecia Marquís informó por medio de su cuenta de Instagram que rescató un ajolote, especie endémica de México que se encuentra en peligro de extinción, que estaba abandonado en una iglesia ubicada en Venezuela.

“Hace más de dos semanas lo encontraron abandonado en una iglesia, me contactaron para pedir ayuda y evitar que muriera. Desde entonces lo adopté”, escribió Marquís, quien también es parte de la Fundación Plumas y Colas en Libertad.

El ejemplar no tenía sus patas, sin embargo, la veterinaria expresó que confiaba en que pronto aparecerían nuevas pues ese anfibio tiene la capacidad de regenerar extremidades, órganos y tejidos: “he aprendido mucho sobre él y aún estoy ideando su espacio, pero ha crecido y está muy bien. Algo les ocurrió a sus patitas, llegó sin ellas, pero ya crecerán”.

Finalmente, en aquella publicación, realizada el 3 de noviembre, mencionó sobre el anfibio: “es un ajolote albino. Ya confía en mí y le encanta comer de mi mano. Espero hacerle un estanque mucho mejor pronto”.

Grecia también compartió un par de videos en los que se puede ver en el momento en el que alimenta al ajolote y se aprecia que le faltan las extremidades delanteras.

El 20 de noviembre Grecia Marquís hizo una nueva publicación junto a un par de videos en los que se ve que el animal ya regeneró sus patas y ha crecido bastante.

En la actualidad, el ajolote ha ganado una gran popularidad a nivel mundial y se vende como mascota tanto en México como en otros países. En México se pueden encontrar a la venta desde los $500 a los $5,000 pesos. En otros sitios como la tienda Angelfish Aquatics, ubicada en el Reino Unido, su precio es de 80 libras, unos 107 dólares.

Pese a que hay muchos especímenes en cautiverio, es una especie en peligro de extinción porque en los lugares en los que vive de forma salvaje ya quedan muy pocos.

Un ejemplo de esto es lo que ocurre en los humedales de Xochimilco. Luis Zambrano González, investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) que encabeza un proyecto de rescate de esta especie, señaló que en 1998 había 6,000 ejemplares por kilómetro cuadrado y el 2014 se redujeron de forma terrible, pues pasaron a ser solo 36 ajolotes, por lo que considera que en unos 10 años desparecerán por completo.

Las causas de la diminución en su población son: la mala calidad del agua, la introducción de peces como carpas y tilapias que se comen sus huevecillos y la desaparición de las chinampas, pues son su fuente de alimento y un lugar en donde se refugiaban.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Vendedores ambulantes dieron una paliza a policía de la CDMX

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.