Ejidatarios se oponen a reabrir parque la Media Luna

·1  min de lectura

SAN LUIS POTOSÍ, SLP., marzo 13 (EL UNIVERSAL).- El próximo 17 de marzo se cumple un año de que el parque estatal la Media Luna, ubicado en el municipio de Rioverde, cerró sus puertas al público a causa de la contingencia sanitaria por la pandemia de coronavirus.

Aunque a lo largo de este año la entidad potosina ha transitado por el color rojo, naranja y amarillo en el semáforo epidémico, esto no ha sido suficiente para que los ejidatarios que conforman el consejo administrativo de este sitio turístico decidan reabrir sus puertas.

De acuerdo con empresarios del sector turístico y prestadores de servicios de la región, el cierre de este atractivo ha causado severas afectaciones económicas en Rioverde, pues las familias que dependen de la recepción de visitantes enfrentan una crisis insostenible.

Asimismo, señalaron que los integrantes del consejo administrativo se oponen a la apertura de la laguna por temor a que se propague, de forma desmedida, el virus en la región; sin embargo, anticiparon que en caso de no abrir, la crisis que padecen se recrudecería, ya que el periodo vacacional de Semana Santa es una de las temporadas más favorecidas por los visitantes que acuden a conocer este lugar.