"Ejercimos en un país en guerra": investigador de la Comisión de la Verdad denuncia amenazas

·9  min de lectura
© Iván Valencia / AP

Uno de los investigadores de la Comisión de la Verdad en Colombia, Eduardo Andrés Celis, ha recibido amenazas por su trabajo; que lo llevó a hablar con varios de los antagonistas de la larga y cruenta guerra en el país andino. Ahora que el ente, producto de los Acuerdos de Paz con las FARC, llega a su fin, la seguridad de quienes trabajaron allí para esclarecer lo ocurrido durante el conflicto abre varios interrogantes.

Como investigador de la Comisión de la Verdad, el ente que se encarga de esclarecer lo ocurrido durante los más de 50 años de conflicto armado en Colombia, Celis ha entrevistado a exparamilitares, exguerrilleros, narcotraficantes, e incluso guerrilleros y combatientes activos.

Su trabajo, junto al comisionado Alejandro Valencia, lo llevó a hablar, entre muchos otros, con alias ‘Otoniel’, exlíder de la banda criminal Clan del Golfo, quien había accedido a ofrecer información sobre las relaciones del grupo armado con la Fuerza Pública antes de ser extraditado a Estados Unidos, en una criticada decisión del Gobierno colombiano.

Días después de las entrevistas a ‘Otoniel’, en las que los investigadores de la Comisión denunciaron trabas por parte de las fuerzas de seguridad para realizar los diálogos en febrero, el ente denunció que personas no identificadas entraron en el apartamento de Celis y robaron computadores, celulares y otros aparatos con información.

Cinco meses más tarde, las investigaciones de la Fiscalía no han dado mayores resultados, mientras el investigador denuncia que ha recibido reiteradas llamadas intimidatorias. En entrevista con France 24, Celis comentó cómo fueron estos cuatro años en el seno de la Comisión de la Verdad, qué ha pasado con su caso y por qué la necesidad de garantizar la seguridad a quienes le han puesto el pecho a esclarecer lo ocurrido en casi seis décadas de conflicto armado.

France 24: ¿En qué ha consistido su trabajo en la Comisión en la Verdad en los últimos años?

Eduardo Andrés Celis: Desde que ingresé a la Comisión de la Verdad, trabajé con el equipo del comisionado Alejandro Valencia Villa, haciendo sobre todo entrevistas a máximos responsables del conflicto armado en Colombia. Entre ellos, agentes del Estado, exmiembros de grupos paramilitares, exmiembros de las guerrillas, combatientes activos hoy en día y dos o tres narcotraficantes.

France 24: ¿Qué objetivo tenían estas entrevistas?

EAC: Nos concentramos en esclarecer las prácticas y hechos que constituyeron graves violaciones a los derechos humanos; las responsabilidades colectivas que tuvieron tanto el Estado como los grupos guerrilleros o los grupos paramilitares; el impacto que tuvo el conflicto sobre quienes participaron en él; también el fenómeno del paramilitarismo: los orígenes y el impacto de las actuaciones de las estructuras paramilitares. Y, en especial, la relación del narcotráfico con el conflicto armado: cómo fueron las dinámicas económicas rurales de las poblaciones, cómo el narcotráfico terminó involucrado con el poder político y el modelo de Estado y cómo se volvió un actor contrainsurgente.

France 24: ¿Cuáles cree son los principales aportes que realizó la Comisión de la Verdad al país?

EAC: Uno de los datos más reveladores que ha encontrado la Comisión es que más de 450.000 personas murieron en el conflicto armado entre 1985 y el 2018. De cada diez personas que murieron, solo dos eran combatientes. Otro de los aportes principales es la verdad del exilio (... ) un aporte fundamental sobre las personas que tuvieron que salir a causa del conflicto.

France 24: ¿Es en ese marco de investigaciones que inician las entrevistas con 'Otoniel'?

EAC: Sí, en el desarrollo y en el cumplimiento de la Comisión de la Verdad estaba que este ente hablara con todos los actores que hicieron parte del conflicto. Entre ellos, los grupos de hoy en día, como las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (Clan del Golfo), que actualmente es el principal exportador de cocaína del país. En ese contexto, iniciamos las entrevistas con Dairo Antonio Úsuga, como máximo comandante de esta estructura narcoparamilitar.

France 24: ¿Solamente se centraron en su papel como líder del Clan del Golfo?

EAC: Hay que recordar que él es un hombre de más de 50 años en la guerra, que arrancó en las filas de la guerrilla del EPL (Ejército Popular de Liberación), luego pasó por las Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá (paramilitares) y posteriormente fue comandante de las Autodefensas Unidas de Colombia. Posterior a ello, monta las Autodefensas Gaitanistas de Colombia. A veces se suele solamente asociar el nombre de Dairo con esta última etapa o faceta de su vida militar, sin embargo, el recorrido es bastante largo.

France 24: Durante las entrevistas a Dairo Antonio Úsuga, la Comisión denunció presiones…

EAC: Antes del robo en mi casa, también fue conocido el comunicado que sacó la DIJIN (Dirección de Investigación Judicial). Nos interrumpieron la entrevista y nos sacaron de la celda. No nos dijeron por qué nos retiraban. Después, emitieron un comunicado diciendo que ese día, a esa hora cuando estábamos desarrollando la entrevista, iba a haber un plan de rescate por parte del Clan del Golfo hacia él. Esta serie de obstáculos que nos pusieron en el camino para el desarrollo de la entrevista son muestra de ello.

France 24: ¿Hubo la misma presión con otros entrevistados?

EAC: No y hubo otras entrevistas que tuvieron la misma o quizás mayor envergadura o importancia. La Comisión de la Verdad también habló con Carlos Antonio Moreno Tuberquia, que fue el segundo al mando de esta organización (Clan del Golfo). Con él se habló más de dos años y nunca hubo este tipo de presión.

France 24: ¿Por qué cree que hubo tanta presión en este caso en concreto?

EAC: Se empezaron a filtrar las audiencias de él en la Jurisdicción Especial de Paz (JEP), sobre todo cuando empezó a hablar de las relaciones que mantuvieron las Autodefensas Gaitanistas de Colombia con parte de la cúpula militar. Y cuando él empieza a revelar algunos de los nombres en la prensa y en las audiencias en la Jurisdicción, fue cuando empezó la presión.

France 24: ¿Cómo se dio el asalto a su casa y en qué condiciones?

EAC: El desarrollo de las entrevistas fue la semana del 13 al 18 de febrero de 2022. La madrugada del sábado 19 de febrero la persona ingresó a mi casa. A las 4:25 entra por la fachada del edificio a mi apartamento. Yo me encontraba en el interior de la casa. La persona estuvo adentro una hora y 32 minutos. Queda la gran incógnita de si a nosotros nos durmieron con algo o nos pusieron un aerosol para dormirnos porque por el estado en que quedó la casa, la persona tuvo que hacer mucho ruido y nosotros no sentimos nada.

France 24: ¿Qué fue lo hurtado durante el asalto a su vivienda?

EAC: Dos grabadoras que contenían la última entrevista con ‘Otoniel’, una carpeta con documentos de trabajo, documentos personales, el celular del trabajo, un computador portátil, dos libros de fotografía del conflicto armado, un cuadro y otros elementos electrónicos.

France 24: ¿Cómo han ido avanzando las investigaciones?

EAC: La única reunión que tuvimos con la Fiscalía fue el pasado 7 de abril, donde nos dieron información recolectada en las cámaras de seguridad. De resto no ha habido avances.

France 24: Casi todo el material de las entrevistas de ‘Otoniel’ tenía copias y por ello se pudo preservar, ¿que se pudo aprovechar para el proceso de esclarecimiento del conflicto?

EAC: Uno de los hallazgos más relevantes fue la relación que tuvo el narcotráfico con el conflicto armado. Cómo el narcotráfico se convirtió en poder político y modelo de Estado y cómo exacerbó la violencia. Por otro lado, en la investigación del fenómeno paramilitar, encontramos cómo este fenómeno se fue transformando en el tiempo. También tácticas de terror que emplearon (los paramilitares) y las relaciones que tuvieron con la Fuerza Pública y la manera en la que el fenómeno del paramilitarismo se apoderó de la política nacional y regional.

France 24: Tras las entrevistas y el robo en su vivienda, ha recibido diversas llamadas intimidatorias... ¿En qué consisten esas llamadas?

EAC: Han sido nueve llamadas. Todas han tenido el mismo patrón: no duran más de un minuto y en todas han dicho que saben quién soy, qué he hecho y que me cuide. Seguido de una cantidad de agravios en mi contra.

France 24: ¿Cree que esas amenazas están relacionadas con las entrevistas a ‘Otoniel’?

EAC: Hay que mirar lo que ha sido mi trabajo en la Comisión. Hablamos con exparamilitares, exguerrilleros, buscando determinar los máximos responsables de ejecuciones, entramos a cárceles... No lo descartaría, puede ser ese el foco de atención, pero no puedo decir si fue por eso. Hay otros perfiles (de entrevistados) que si bien no tienen la relevancia que tuvo en su momento 'Otoniel', sí tienen el mismo perfil. Han sido personas que estuvieron más de 50 años en la guerra como combatientes o como agentes del Estado.

France 24: ¿Tras la denuncia por el robo en su casa y las llamadas, ha recibido medidas de protección del Gobierno?

EAC: No cuento con ningún esquema de protección. Por el momento las autoridades no han dicho mayor cosa, lo único fue la reunión del pasado abril. Con la Comisión estamos mirando más medidas de autocuidado y hace pocos días sostuve una reunión en la oficina de Derechos Humanos de Naciones Unidas. A ellos se les expuso todo el caso y vamos a iniciar el trámite para ver si se puede hacer un estudio contextual de riesgo por parte de la Unidad Nacional de Protección. Pero no es que haya habido una respuesta institucional; lo estamos haciendo nosotros, como Comisión.

France 24: ¿Otras personas que están trabajando en el esclarecimiento de la verdad podrían estar en riesgo?

EAC: Hay que prender la alerta sobre lo que pudiera ocurrir con los investigadores en las regiones, donde sigue el conflicto en el día a día. La Comisión de la Verdad de Colombia tuvo una particularidad y es que ejerció sus funciones en un país que continúa en guerra, a diferencia de otras comisiones que se hicieron cuando los países estaban en transición.

France 24: A finales de agosto la Comisión desaparecerá, tras haber cumplido sus funciones. ¿Quién garantizará su seguridad y la de sus compañeros cuando se disuelva la institución?

EAC: Esa es la gran pregunta. De aquí a que se termine la Comisión, la entidad debe dejar eso resuelto. Como queda un comité de seguimiento, este debería velar por la seguridad de las personas que están en riesgo en la región y ese comité debería generar herramientas psicosociales para la gente que lo requiera. Uno supondría que las personas que tuvimos riesgo en términos de seguridad deberíamos contar con las garantías que nos permitan continuar con nuestro ejercicio profesional.

***

En sus cuatro años de trabajo, la Comisión de la Verdad realizó una labor titánica, con entrevistas a más de 30.000 personas al interior y exterior del país. Su informe final, presentado el 28 de junio, a parte de indagar en las causas de la violencia que ha acechado al país por casi seis décadas, busca dar recomendaciones para prevenir la guerra y sus consecuencias en la nación. Entre estos desafíos, figura ahora también el cuidado de todos quienes trabajaron por esclarecer lo ocurrido en un país cuyo conflicto aún está latente.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.