El ejercicio es capaz de modificar el ADN

MÁS DESTACADO EN SALUD Y CIENCIA

(www.neomundo.com.ar /CORDIS) Un equipo de científicos de Dinamarca y Suecia han descubierto algo llamativo: la práctica de ejercicio físico puede generar cambios en el ADN, en apenas cuestión de minutos.

Aunque el código genético subyacente no se modifica, en las moléculas de ADN de las células musculares se producen cambios químicos y estructurales muy concretos.

Por ejemplo, pueden sumarse o restar marcas de grupos metilo en secuencias concretas y familiares de ADN.

El estudio, publicado en la revista Cell Metabolism, fue hecho por investigadores del Instituto Karolinska (Suecia), que evaluaron la influencia del ejercicio físico en el ADN de personas sanas aunque no habituadas a la actividad.

Según el equipo, las modificaciones epigenéticas del ADN en ubicaciones concretas parecen ser un componente básico de los beneficios fisiológicos del ejercicio.

"Nuestros músculos son muy plásticos", explicó la profesora Juleen Zierath del Departamento de Cirugía y Medicina Molecular del Instituto Karolinska. "A menudo se afirma que de lo que se come se cría. Pues bien, los músculos se adaptan a lo que se hace. Si no se utilizan se pierden y este es uno de los mecanismos que hacen posible ese efecto".

LA EXPLICACION

Los descubrimientos apuntan a que el ADN de los músculos esqueléticos extraído de una persona que ha realizado un ejercicio durante un periodo de tiempo corto posee menos grupos metilo que antes de comenzar el ejercicio.

Las alteraciones también surgen en zonas que ejercen como espacios de atraque para distintas enzimas denominadas factores de transcripción. Éstas influyen en la estimulación de genes básicos para la adaptación de los músculos al ejercicio.

"Se sabe que el ejercicio induce cambios en el músculo, como por ejemplo un aumento del metabolismo del azúcar y las grasas", afirmó el profesor Zierath. "Nosotros hemos descubierto que los cambios en la metilación son los primeros en producirse."

El equipo contrajo músculos en placas de Petri y descubrió una pérdida de grupos metilo. Además expusieron los músculos a cafeína y descubrieron que se producía el mismo efecto pues esta sustancia inicia la emisión de calcio de forma que imita la contracción muscular producto del ejercicio.

Cabe reseñar que el equipo no recomienda el consumo de café en sustitución del ejercicio pues no existen indicios claros de que la cafeína genere los efectos beneficiosos que posee el ejercicio para el organismo.

"El ejercicio es un fármaco y parece también que para alterar nuestro epigenoma y disfrutar de una salud mejor no habría más que salir a correr", concluyo Zierath.

Más información sobre salud y ciencia visitando el sitio www.neomundo.com.ar - Simplemente haga click con su mouse arriba, sobre el logo de NEOMUNDO

Cargando...

 

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK