Ejecutivo qatarí del fútbol y la TV, a juicio en septiembre

GRAHAM DUNBAR
ARCHIVO - En esta foto de archivo del 4 de agosto de 2017, Neymar sostiene la camiseta del París Saint-Germain, junto con el presidente de ese club, Nasser Al-Khelaifi (AP Foto/Michel Euler, archivo)

GINEBRA (AP) — El ejecutivo qatarí del fútbol y la televisión Nasser al-Khelaifi irá a juicio en septiembre ante una corte suiza, por las sospechas de que proporcionó hospedaje en una lujosa villa vacacional a un jerarca de la FIFA vinculado con un contrato de transmisiones de la Copa del Mundo.

La corte penal federal de Suiza determinó el martes que el juicio comenzará el 14 de septiembre.

El tribunal definió ocho días de septiembre para escuchar los argumentos en contra de Al-Khelaifi, del exsecretario general de la FIFA Jerome Valcke y de otro ejecutivo no idenificado.

Al-Khelaifi, presidente del París Saint-Germain y ejecutivo de la empresa televisiva beIN Sports Group con sede en Doha, fue acusado en febrero de incitar a que Valcke cometiera un acto administrativo agravado de acuerdo con las leyes penales.

La investigación de tres años se centra en si Valcke recibió la oportunidad de usar una lujosa villa en la isla italiana de Cerdeña sin pagar el alquiler en 2014 y 2015. En aquel tiempo, Valcke tenía influencia sobre los acuerdos de transmisiones de la FIFA, incluyendo una extensión de los derechos de beIN en Medio Oriente para los mundiales de 2026 y 2030.

Los abogados de Al-Khelaifi dijeron que han presentado una querella penal, debido a que se filtró información confidencial sobre el caso.

“Se ha abierto una investigación penal por presunta violación de la secrecía oficial”, y se ha asignado a un fiscal externo, dijeron los abogados mediante un comunicado.

Mientras se llevaba a cabo la investigación en Suiza, Al-Khelaifi fue elegido miembro del comité ejecutivo de la UEFA. Ha seguido asistiendo a reuniones en ese carácter pese a las sospechas.

Extenista profesional, Al-Khelaifi es amigo cercano del emir gobernante en Qatar. Se convirtió en una figura significativa en el deporte y los medios del mundo, a medida que creció la influencia de Qatar como sede del Mundial en 2022.

Al-Khelaifi ha operado durante ocho años el PSG, campeón actual de Francia. Supervisó incluso el fichaje de los astros Neymar y Kylian Mbappé.