El Ejecutivo arropa a compositores

Alberto Morales

CIUDAD DE MÉXICO, enero 16 (EL UNIVERSAL).- En la mesa RA1 todo está dispuesto para el banquete. El compositor Martín Urieta —creador de éxitos como Urge y Mujeres divinas— atiende una llamada telefónica y decenas de peticiones de "fotografías" y abrazos.

En la explanada de la Sociedad de Autores y Compositores de México (SACM) un grupo musical ameniza la tarde por el doble festejo: los 75 años de fundación de esa institución y el Día del Compositor. El maestro de ceremonias interrumpe la música y anuncia la llegada del presidente Andrés Manuel López Obrador y su esposa, la doctora Beatriz Gutiérrez Müller.

Antes, el gran cantautor Armando Manzanero recibió al Mandatario y a su esposa, quienes descendieron en la entrada de la sede de la SACM de su emblemático Jetta blanco.

Aplausos y bravos, sonrisas al paso de la pareja presidencial que entre saludos y abrazos se acerca a la mesa marcada como la RA1.

De buen humor, el presidente López Obrador saludó a uno de los integrantes de Río Roma, también a Fato, a Reyli Barba, cantautor y exvocalista de Elefante; bromeó con Martín Urieta, quien dejó el teléfono celular y le regresó el gesto con una sonrisa.

El anfitrión y presidente de la SACM rompe el hielo. "Tardé en llegar porque para mí son muchos dos pasos que hay de la mesa a este lugar", dice el músico yucateco.

Pero su felicidad es plena. "La presencia del Presidente constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, licenciado Andrés Manuel López Obrador; la esposa del presidente, doctora Beatriz Gutiérrez Müller; de la secretaria de Gobernación, doctora Olga Sánchez Cordero; secretaria de Cultura, licenciada Alejandra Frausto. Muchas gracias por arroparnos este día tan importante".

Antes del ágape tocó el turno de hablar al Presidente. Ahí, delante de la banda de música, con el mismo atril que usa en sus giras de trabajo, comenzó con su tradicional saludo: "Amigas y amigos".

Tras destacar el trabajo de los compositores mexicanos, reconocidos por sus canciones en todo el mundo, el Mandatario por primera vez reconoce: "No es fácil para mí elaborar o hacer un planteamiento ante compositores. Mis discursos son de otro tipo, pero como les hablo con franqueza, puedo expresar estas palabras".

Sí, el hombre forjado en la plaza pública como opositor, tres veces candidato a la Presidencia, orador en innumerables mítines y discurso, más de 280 matutinas, llevó a su terreno a artistas y compositores.

"Decirles que el gobierno es de ustedes, el gobierno que yo represento es del pueblo, es de todos los mexicanos, independientemente de la corriente de pensamiento que se tenga, de la religión, si son creyentes o no creyentes, independientemente de la clase social a la que se pertenece".

Así fue el primer encuentro del presidente López Obrador con la comunidad de compositores y cantautores de México, los que según Manzanero tienen el don de crear una buena canción, "con la que podemos prácticamente ir a esa guerra que es la más difícil que hay, que es la guerra del amor".