Ejecutiva de Huawei regresa a China; liberan a canadienses

·2  min de lectura
ASI-TEC CHINA-CANADÁ HUAWEI (AP)
ASI-TEC CHINA-CANADÁ HUAWEI (AP)

El gobierno de China esperaba ansioso el regreso de una alta ejecutiva del gigante mundial de las telecomunicaciones Huawei Technologies el sábado tras el equivalente a un intercambio de prisioneros de alto nivel con Canadá y Estados Unidos

Meng Wanzhou, de 49 años y directora financiera de Huawei, además de hija del fundador del grupo, alcanzó un acuerdo con la fiscalía federal de Estados Unidos por el que el año que viene se desestimarán los cargos de fraude en su contra. Como parte del pacto de enjuiciamiento diferido, Meng aceptó la responsabilidad por mentir sobre los negocios de la empresa en Irán

El mismo día, dos ciudadanos canadienses que estaban retenidos por Beijing fueron liberados y volaban de regreso a Canadá.

Se espera que Meng llegue el sábado por la noche a Shenzhen, el corazón tecnológico del país, donde está la sede de Huawei.

Su regreso era uno de los asuntos más comentados en internet en el país y en el noticiero de mediodía de la televisora estatal CCTV, donde el conductor Tian Liang dijo que su vuelta se debía a los “incansables esfuerzos del gobierno chino”.

El vocero del Ministerio de Exteriores, Zhao Lijian, reposteó una noticia sobre la salida de Meng de Canadá, agregando “Bienvenida a casa”.

El exdiplomático Michael Kovrig y el empresario Michael Spavor fueron arrestados en China en diciembre de 2018, poco después de que Canadá detuviese a Meng por una petición de extradición de Estados Unidos. China acusó a los dos canadienses de poner en peligro la seguridad nacional y condenó a Kovrig a 11 años de cárcel, aunque sus detenciones estaban consideradas ampliamente como un intento de Beijing por presionar en el caso Meng.

“Estos dos hombres han pasado una experiencia increíblemente difícil. En los últimos 1.000 días han mostrado fuerza, perseverancia y gracia, y eso nos inspira a todos", afirmó el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, el viernes.

El caso hizo tambalear las relaciones entre Beijing y Toronto con China criticando regularmente el sistema judicial canadiense y prohibiendo algunas importaciones desde el país. Además, dos canadienses condenados en casos separados de narcotráfico en China fueron sentenciados a muerte en 2019. Un tercero, Robert Schellenberg, recibió una pena de 15 años que se incrementó abruptamente a la pena capital tras el arresto de Meng. Por el momento se desconoce si estos reos podrían recibir un indulto.

___

Eric Tucker en Washington, Rob Gillies en Toronto, Jim Mustain en Nueva York y Jim Morris en Vancouver, Canadá, contribuyeron a este despacho.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.