El Ejército siempre vuelve a las calles en Guatemala

Agencia EFE

Guatemala, 6 feb (EFE).- El presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, decretó esta semana un nuevo estado de prevención en varios municipios del centro del país y por seis días el Ejército volverá a las calles, tal y como ha sucedido de manera consistente desde hace más de un lustro.

Giammattei ha ordenado durante sus primeros 20 días al mando de la nación un total de seis estados de prevención como parte de su plan para proteger a la población de la criminalidad, y en especial de las extorsiones, según ha afirmado en reiteradas ocasiones.

La presencia de militares en las calles, esta vez en tres municipios del departamento de Guatemala y otros tres del departamento de Chimaltenango, no fue una novedad para la población, pues desde 2013 auxilian en la seguridad interna a las fuerzas civiles por disposición del exmandatario Otto Pérez Molina (2012-2015).

El director de la organización no gubernamental Grupo de Apoyo Mutuo (GAM), Mario Polanco, le dijo a Efe que los cuatro años de Gobierno (2016-2020) de Jimmy Morales también "fueron de militarización".

Sin embargo, aunque el Ejército está nuevamente en las calles por los estados de prevención, Polanco es más optimista al respecto con Giammattei Falla.

"Hay que reconocer que el presidente actual vino con mucha energía", subraya Polanco.

"Ojalá la mantenga durante los cuatro años y que mantenga esa dinámica en este tipo de políticas de seguridad, pero que no actúe de manera improvisada creando estados de prevención uno tras otro en distintos lugares, sino que exista una política de seguridad", añadió el director del GAM, una entidad fundada por la activista y exdiputada Nineth Montenegro en 1984 tras la desaparición de su esposo a manos de militares y del Estado.

Polanco explicó además que "hay muchas personas" que "ven de manera positiva" los estados de prevención con la implementación de fuerzas civiles y militares, pero se debe valorar "si en realidad están surtiendo efecto".

El presidente guatemalteco ha manifestado su satisfacción por los resultados de los estados de prevención, especialmente por la cantidad de denuncias recibidas por las autoridades vía telefónica. Hasta la fecha, Giammattei ha decretado la medida en los municipios de Mixco, San Juan Sacatepéquez y Villa Nueva en el departamento de Guatemala, y también en El Tejar, San Andrés Iztapa y Chimaltenango, en Chimaltenango.

"Como producto del primer estado de prevención en el área de Mixco y San Juan Sacatepéquez, en donde logramos desarticular a algunas bandas, nos dimos a la tarea de perseguir a ciertos integrantes de esas bandas para poder identificar hacia donde se habían ido. Y nos encontramos que se habían ido a refugiar en el área de Chimaltenango", aseguró Giammattei el miércoles.

"En la segunda intervención, en Villa Nueva, se nos repite el mismo esquema y la gente tiende a ir a cuidarse a Chimaltenango", añadió el mandatario en una rueda de prensa donde ofreció los resultados de los operativos en compañía del ministro de la Defensa, Juan Carlos Alemán.

Giammattei confirmó que fueron desplegados en los municipios de Chimaltenango un total de 1.600 agentes de la Policía Nacional Civil y 1.400 soldados del Ejército.

"Se hicieron 46 allanamientos y se logró la captura de 14 personas en las calles por distintos delitos, todas con orden de aprehensión debidamente girada por juez competente, y la notificación a tres personas que se encontraban privadas de libertad (en la prisión de Chimaltenango) y se le están imputando otros cargos que tienen que ver con el sicariato, el asesinato y las extorsiones", puntualizó el gobernante.

"Estamos recuperando áreas", aseveró Giammattei.

Los principales opositores a la presencia de militares en las calles han argumentado por años que el Ejército no fue creado para la seguridad interna y que además los resultados no han sido positivos en un país con altos índices de criminalidad y de violencia.

"Hay que recordar que aunque ha habido avances, todavía estamos hablando de 5.000 homicidios al año. Es coloca al país como uno de los más violentos del mundo, más que algunos que están en guerra y mueren más personas en Guatemala (por esta causa) que la gente que está muriendo de coronavirus en China", enfatizó Polanco.

Aunque oficialmente desde 2018 las Fuerzas Militares han ido retirándose de las calles de manera gradual por decisión gubernamental, Polanco espera que con el paso del tiempo sea menor su influencia tras el último Gobierno, que dejó el cargo el pasado 14 de enero después de cuatro años en el poder.

"Jimmy Morales nunca ocultó su simpatía, cariño y amor por los militares. Digo hasta amor, porque llegó a decir que eran sus enemigos aquellos que cuestionaran al Ejército", concluyó el titular del GAM.

(c) Agencia EFE