Rusia "reagrupa" fuerzas en el este ante avances ucranianos

·4  min de lectura

Rusia anunció el retiro de sus tropas de la región oriental de Járkov, mientras Ucrania dio a conocer grandes avances territoriales en su fulgurante contraofensiva.

Por su parte, un separatista respaldado por Moscú en el este ucraniano admitió que las fuerzas rusas libran batallas "difíciles" contra las tropas de Kiev en varias partes de la región oriental de Donetsk.

Un alto cargo ucraniano dijo también que las tropas de su país están cercando la ciudad oriental de Lysychansk, capturada por Rusia en julio.

El anuncio ruso de un repliegue, junto a la versión ucraniana de que accedió a la localidad de Kupiansk, son los cambios más significativos en la dinámica de batalla tras meses de combates en el este de Ucrania, que estaba dominada por Moscú.

"Se tomó una decisión de reagrupar las fuerzas rusas basadas en las regiones de Balakliya e Izium para apuntalar los esfuerzos en el frente de Donetsk", indicó el ministerio de Defensa ruso en un comunicado.

La noticia del retiro se dio luego de que las fuerzas especiales ucranianas publicaron imágenes en redes sociales de oficiales con trajes de camuflaje y armas automáticas en Kupiansk, un poblado de 27.000 habitantes.

Las tropas ucranianas también liberaron Vasylenkovo y Artemivka en la región de Járkov, dijo el presidente Volodimir Zelenski en su mensaje nocturno del sábado.

"Estos últimos días, el ejército ruso nos ha mostrado su mejor (lado): su espalda", declaró. "No hay lugar en Ucrania para los ocupantes, nunca lo habrá".

Por otro lado, al dirigirse al foro Estrategia Europa de Yalta, Zelenski dijo que Rusia "ha hecho todo para romper la resistencia de Ucrania, Europa y el mundo durante los 90 días del (próximo) invierno", esperando que se debilite el apoyo occidental a Kiev debido a los crecientes precios de la energía y las dificultades de calefacción.

"Es su argumento final", expresó.

Observadores esperan que las fuerzas ucranianas tengan más avances en la región de Járkov, fronteriza con Rusia y que ha estado controlada por autoridades apoyadas por Moscú o bombardeada por su artillería durante meses.

- "Sorprendente" avance-

No hubo confirmación oficial de que las fuerzas de Kiev hubieran desalojado a las tropas rusas de Izium, una importante base para la campaña militar de Moscú.

Pero imágenes divulgadas en redes sociales parecen mostrar a las fuerzas ucranianas dentro de la ciudad, y observadores rusos del conflicto han señalado que hay reportes iniciales de un retiro del ejército ruso.

"Las tropas rusas están avanzando en el este de Ucrania, liberando más ciudades y aldeas. Su coraje junto con el apoyo militar occidental han dado resultados sorprendentes", comentó Oleg Nikolenko, portavoz diplomático ucraniano.

El avance ucraniano parece haber tomado a las fuerzas rusas ligeramente desprotegidas.

La captura de centros urbanos como Kupiansk e Izium serían un serio golpe a la capacidad de Moscú de reabastecer sus posiciones en el frente oriental y podría debilitar el control ruso en esa zona.

En una localidad capturada por los ucranianos había torres de electricidad derribadas, cables tendidos en el piso y casas destruidas, informaron periodistas de la AFP.

Las fuerzas ucranianas también avanzaron a lo largo de parte de la línea de frente sur, dijo el sábado un portavoz, ingresando a territorios tomados por las fuerzas rusas al inicio de la invasión.

Las agencias noticiosas rusas reportaron seis grandes explosiones en Nueva Kajovka, un poblado tomado por las fuerzas rusas en la región sureña de Jersón.

En la región de Donetsk, el líder rebelde Denis Pushilin indicó que la situación en el poblado de Limán es "muy difícil" y que hay combates "en varias otras localidades", en especial en el norte de la región.

- Ofrecimiento alemán -

En tanto, la ministra alemana de Relaciones Exteriores, Annalena Baerbock, llegó el sábado a la capital ucraniana para una visita sorpresa que dijo es para expresar el respaldo de Berlín a Kiev.

La ministra ofreció continuar "el suministro de armas y el apoyo humanitario y financiero".

En las últimas semanas, Alemania envió numerosas armas a Kiev, complementando los suministros de otros países occidentales, los cuales han golpeado las capacidades rusas de abastecimiento y mando, según observadores.

El secretario estadounidense de Estado, Antony Blinken, también visitó Kiev recientemente con la promesa de un paquete militar de 3.000 millones de dólares para Ucrania.

Blinken dijo posteriormente en Bruselas que el envío de refuerzos rusos demuestra que Moscú enfrenta "enormes costos" para capturar y retener territorio ucraniano.

Pero las fuerzas rusas aún infligen serios daños con su campaña de bombardeos en la ciudad de Járkov y la región industrial del Donbás, este.

Por su parte, el ministro ucraniano de Relaciones Exteriores, Dmytro Kuleba, reclamó en el foro de Yalta que India "se ha beneficiado de nuestros sacrificios", debido a las sanciones occidentales contra el petróleo ruso.

India ha podido comprar petróleo ruso a "un precio muy bajo" gracias a que "alguien muere en Ucrania y alguien aplica sanciones en Europa", sostuvo Kuleba.

Autoridades locales dieron a conocer bombardeos rusos el sábado en el distrito Jolodnogirskiy, en Járkov, donde al menos una persona murió, y Donetsk, donde dos personas murieron.

También ha habido preocupación reciente por nuevos bombardeos cerca de la planta nuclear ucraniana de Zaporiyia, en el sur.

bur-jj/lcm/it/dhc/mas/ag