Ejército sospecha que soldado desaparecido y hallado en Texas fue asesinado

Agencia EFE

Los Ángeles, 21 jun. (EFE NEWS).- Las primeras investigaciones en la muerte del soldado Gregory Morales, reportado como desaparecido en agosto pasado y cuyos restos fueron encontrados este viernes en la ciudad de Killeen, Texas, apuntan a que fue asesinado, reportaron hoy medios locales.

El Comando de Investigación Criminal del Ejército sospecha que el deceso de Morales, de 23 años, fue causado de manera intencional, reportó este domingo el canal de televisión KPRC.

Los restos del joven soldado fueron descubiertos la mañana del viernes pasado en un terreno cercano al Fuerte Hood, donde estaba asignado.

La policía de Killeen, dijo que los funcionarios de Fort Hood les notificaron sobre el hallazgo de un cuerpo en un campo cerca de Florence Road.

Antes de que fuera identificado por las autoridades, la madre de Morales, Kim Wedel, aseguró este sábado a varios medios locales que los restos hallados eran los de su hijo.

Morales, de 24 años, fue visto por última vez el 20 de agosto del 2019 cuando iba manejando su auto en la ciudad de Killeen.

Una recompensa de 25.000 dólares para quien diera información que llevara a dar con el paradero del soldado había sido ofrecida por el Ejército.

Ante las sospechas de que el joven fue asesinado, la recompensa se mantuvo en busca de información creíble sobre las circunstancias que rodearon la muerte del joven.

Morales no era el único soldado asignado a Fort Hood que se encontraba desaparecido.

Su caso volvió a salir a la luz, tras la desaparición de Vanessa Guillén, una soldado de 20 años que fue vista por última vez el 22 de abril pasado dentro de la base militar ubicada a 170 millas al sur de Dallas.

La familia de Guillen inició una fuerte campaña para dar con el paradero de la joven que según la familia había sido acosaba sexualmente por un sargento.

La soldado fue vista por última vez en el estacionamiento del cuartel. Mientras sus pertenencias –las llaves de la habitación, su cartera y su identificación– fueron halladas en su área de trabajo en Fort Hood.

El Comando de Investigación Criminal del Ejército (CID), que investiga el caso ofreció una recompensa de 15.000 dólares a quien dé pistas sobre el paradero de la joven.

(c) Agencia EFE