Ejército de Pakistán despeja el acceso a localidad golpeada por mortal nevada

·1  min de lectura

Los rescatistas paquistaníes trabajaban el domingo para despejar las rutas de acceso a un puerto de montaña que alberga a miles de turistas después de que 22 personas murieran atrapadas en sus coches de camino a esta localidad tras una fuerte tormenta de nieve.

El puerto de montaña de Murree, ubicado a unos 70 km al noreste de Islamabad, estaba lleno de turistas y de visitantes que fueron a disfrutar el paisaje invernal, tras una inusual nevada.

Pero el viernes la tormenta derribó varios árboles y bloqueó las estrechas rutas que llevan a esta localidad a 2.300 metros de altura, de acceso difícil a través de valles y montañas escarpadas.

"Yo nunca en mi vida vi una tormenta de nieve tan grande. Había fuertes vientos, árboles derribados y avalanchas. La gente estaba aterrorizada", contó a la AFP Tariq Ullah, un funcionario de una localidad vecina que estimó que en unas horas se acumularon cerca 1,5 metros de nieve.

Las autoridades informaron que unos 100.000 visitantes apostados en miles de coches estaban en ruta hacia esta localidad el viernes, lo que provocó un inmenso atasco.

Según el balance oficial, 22 personas murieron atrapadas en sus coches en la noche del viernes debido al frío o por intoxicación de monóxido de carbono, ya que para mantener el calor algunos conductores dejaron encendidos el motor.

Entre los fallecidos hay diez niños, seis de los cuales murieron con su madre y su padre, un policía.

"Vamos a encender la calefacción y nos vamos a dormir", fue el último mensaje que envió el agente Naveed Iqbal a su hijo, según el diario Dawn.

El domingo, vehículos y personas a pie intentaban salir de Kuldana, un pueblo cercano a Murree también afectado por la tormenta.


Leer más

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.