Ejército mexicano destruye campamentos del narco en la frontera con Arizona

Hermosillo (México), 19 ene.- El Ejército mexicano destruyó este jueves varios campamentos que observadores que trabajan para guiar a narcotraficantes, conocidos como "halcones", instalan en la región fronteriza entre Sonora y Arizona para revisar las actividades agencias de seguridad estadounidenses.

Fuentes de la vocería de la 45 Zona Militar confirmaron a EFE que soldados destruyeron en el municipio de Sáric seis campamentos en los cerros, cerca del límite entre Sonora y Arizona, en el ejido "Los Adobes", una zona de alta incidencia para el cruce de las “mulas” (cargadores) del narcotráfico y de migrantes.

Recientemente Jaeson Jones, capitán retirado de la División de Inteligencia y Contraterrorismo del Departamento de Seguridad Pública en Texas, difundió un video en Twitter en el que se ve a los "halcones" disparar durante un operativo de la Patrulla Fronteriza.

La grabación capta el momento en el que los halcones con rifles de asalto disparan desde los campamentos en Sonora contra la aeronave no tripulada.

"Son gente de los chapitos”, se escucha decir en inglés a uno de los estadounidenses, en referencia a los hijos de Joaquín "el Chapo" Guzmán.

Medios locales también han informado de los campamentos en los que los presuntos criminales tenían agua, víveres, equipo táctico, cobijas para el frío y carpas para cubrirse del sol, binoculares, radios y armas.

La situación ocurre en el desierto del norte de Sonora, una región inhóspita donde debido al alto número de operaciones de los grupos de la delincuencia organizada hay poca presencia de ciudadanos porque son amedrentados por los criminales.

En las carreteras federales, aeropuertos, caminos rurales y en las regiones cercanas a la rutas de tráfico ilegal, los grupos de la delincuencia organizada instalan a sus "halcones" u observadores, quienes vigilan a las autoridades o a grupos rivales, para definir y garantizar sus actividades criminales.

Los operativos se intensifican mientras ha crecido en más de 1.000 % el decomiso de fentanilo y en 93 % el de metanfetaminas en lo que va del sexenio de Andrés Manuel López Obrador, que inició en diciembre de 2018, frente al mismo periodo inmediato anterior, según informó el Ejército el martes pasado.

(c) Agencia EFE