El Ejército israelí en 2020: 50 ataques contra Siria y 300 en Gaza

Agencia EFE
·3  min de lectura

Jerusalén, 31 dic (EFE).- El Ejército israelí difundió este jueves cifras de su actividad a lo largo del año en Gaza y Cisjordania, en las fronteras con Siria y Líbano, en el frente digital y también en la lucha contra el coronavirus.

Medio centenar de ataques en Siria, la intercepción de la aplastante mayoría de los cohetes palestinos desde Gaza que amenazaron a poblaciones civiles israelíes y más de dos mil detenciones en el territorio palestino ocupado de Cisjordania son algunos de los números que arroja el informe, que da la dimensión de la actividad militar israelí en las zonas rojas de la región.

FRONTERA NORTE: LÍBANO Y SIRIA

El Ejército israelí admite haber llevado a cabo medio centenar de ataques "contra el frente sirio", que no precisa. Varios de ellos fueron bombardeos dentro de Siria contra sedes de fuerzas iraníes.

También se expusieron rutas de cargo, se frustró "una célula terrorista en la frontera siria", y se realizaron "210 operaciones en los enclaves" y una veintena de "operaciones exclusivas", que no se detallan.

Se frustraron dos intentos de Hizbulá de atacar a fuerzas israelíes y diez intentos de infiltración en territorio israelí desde Líbano y los tanques israelíes dispararon, desde su territorio, en ochenta ocasiones en la frontera norte.

GAZA

Las milicias palestinas lanzaron 176 cohetes contra Israel en 2020, de los que alrededor de la mitad cayeron en zonas despobladas, 80 fueron interceptados (un 93% de los que se dirigían a zonas habitadas).

El Ejército atacó 300 objetivos en la franja. La mayoría fueron objetivos militares de Hamás y los ataques se dieron en represalia contra el lanzamiento de cohetes y proyectiles u otras agresiones.

También hubo 38 intentos palestinos de infiltrarse en Israel y el Ejército detectó un túnel de Hamás que penetraba en su territorio.

Israel completó 12 kilómetros de la barrera subterránea que construye para impedir la construcción de túneles.

CISJORDANIA

Según el Ejército, ha habido un ligero aumento de la actividad violenta en este territorio palestino ocupado, con 60 "incidentes de actividad terrorista" frente a 51 el año pasado. La cifra, sin embargo, se mantiene por debajo de los 75 y 76 de los dos años previos.

Los datos indican que hubo alrededor de 1.500 incidentes de lanzamientos de piedras contra vehículos o personas israelíes, 229 cócteles molotov, 31 incidentes con disparos y 9 apuñalamientos.

El dato más significativo es la reducción a casi la mitad que el año pasado y la cuarta parte que los dos anteriores del dinero que los palestinos destinan a lo que Israel designa como "financiación del terror". También aumentó el número de talleres de producción de armas que fueron desmantelados, con 50 este año frente a 14 en 2019 y cuatro en 2018.

El informe constata la tendencia decreciente en el número de detenciones de palestinos, que este año fueron 2.227. En 2017 fueron más de 3.500, en 2018 cerca de 2.200, y en 2019 fueron arrestados 2.328.

EL FRENTE DIGITAL

Las Fuerzas de Defensa de Israel también están en las redes, donde la lucha contra los ciberataques ha tenido que incrementar. El "Batallon Spectrum" llevó a cabo "cientos de operaciones" y "derribó cientos de drones enemigos".

Este es un campo que no podrá más que crecer en el futuro, por lo que el Ejército entrenó a cerca de 80 soldados e investigadores y a dos centenares de "ciberdefensores".

EL FRENTE CIVIL: EL CORONAVIRUS

Desde lo militar se requirió este año más que otros de apoyo a lo civil, en el frente de la lucha contra la pandemia que se extendió por el mundo en marzo.

El Ejército israelí distribuyó paquetes de comida (cerca de 400.000), convocó a tres mil reservistas para participar en las tareas contra el virus, operó 52 unidades hospitalarias y atendió cerca de millón y medio de llamadas de los ciudadanos.

(c) Agencia EFE