Ejército incluyente: mujeres a las armas

·3  min de lectura
Ejército incluyente: mujeres a las armas

Verónica Márquez

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 19 (EL UNIVERSAL).- Desde que era pequeña, Berenice Zepeda tenía un sueño: poder manejar los grandes vehículos blindados que utiliza el Ejército mexicano; sin embargo, sabía que era muy difícil que esto se pudiera realizar ya que esa actividad estaba reservada sólo para hombres, pero desde este año esto cambió, por lo que la cadete no dudó en inscribirse a esta unidad.

Berenice Zepeda Flores, cadete de segundo año en el Heroico Colegio Militar se ha convertido en la primera mujer en formar parte de la unidad de Arma Blindada y una de las 15 mujeres que ahora tendrán acceso a las unidades de Infantería, Caballería y Arma Blindada, que antes sólo eran para varones.

Estas mujeres tendrán las oportunidades que nunca habían tenido dentro del Ejército, como poder alcanzar diferentes jerarquías y poder llegar a ser generales de división.

La cadete declara que es un orgullo para ella formar parte de la unidad de Arma Blindada y dice estar contenta de la apertura de la inclusión de las mujeres en todos los servicios, "creo que las mujeres somos capaces de esto, tenemos las mismas capacidades y el Ejército mismo nos ha dado esta oportunidad", señaló.

Con este cambio, el Ejército da un paso más hacia adelante en la igualdad y equidad de género, pues ahora las mujeres tendrán la oportunidad de desempeñarse en los diferentes destacamentos: Artillería, Ingenieros de Combate, Infantería, Caballería y Arma Blindada, así como en el servicio de Policía Militar y el servicio de intendencia, todas graduándose en la licenciatura de Administración Militar.

En distinta unidad pero del mismo año, la cadete Angélica Jazmín Flores Muñoz tomó la especialidad de Infantería y platicó que el unirse al Ejército fue su deseo de resaltar y ser mejor en diferentes habilidades y destrezas, pero al poder ser hoy parte de esta unidad la llena de orgullo.

La cadete menciona que su familia se siente muy orgullosa y contenta de que pertenezca a la Infantería, asegura saben la gran oportunidad que ahora las mujeres tienen al poder elegir entre todas las armas y servicios, y conocen que ella tiene la disposición de seguir creciendo.

"Me siento muy emocionada de poder desarrollarme dentro de la infantería siendo que anteriormente sólo pertenecía personal masculino y ahora nosotras lo podemos integrar", aseguró.

Jazmín Lizbeth Magallanes, originaria de Zacatecas, actualmente tiene 21 años y cursa su segundo año con especialización en Caballería. Ella señala que su decisión de entrar al Colegio Militar fue por superación personal y como mujer.

Apunta que su deseo siempre fue pertenecer a la unidad de Caballería, aunque declara que fue una decisión difícil, pues es consciente del peligro y riesgo que conlleva; señala que a pesar de todo se siente feliz con su decisión: "Me siento orgullosa de pertenecer y ser una de la primeras en Caballería como mujer", subraya.

En el caso de la cadete Jazmín Lizbeth, asevera que en un principio su familia no aceptó su decisión por ser una unidad de alto riesgo, a pesar de ello al final lo permitieron, "se dieron cuenta que tenía la misma capacidad de un hombre de hacer las tareas, incluso como mujeres podemos hacer mejor las actividades, es demostrar y proponerse a uno mismo que si se puede como mujeres", detalló.

El mayor de Infantería Alexander Alfonso López Vicente es docente e instructor de alumnos del cuerpo de cadetes y señala la importancia que tiene este cambio en el Ejército.

Sostiene que a través del tiempo la institución ha ido incluyendo a las mujeres poco a poco en los diferentes campos, pero hasta este 2021, se da la posibilidad de incluir a las mujeres en todas las armas y servicios.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.