Ejército de Estados Unidos fabrica su propia vacuna contra TODAS las variantes de covid-19

·2  min de lectura
Ejército de Estados Unidos fabrica su propia vacuna contra TODAS las variantes de covid-19
Ejército de Estados Unidos fabrica su propia vacuna contra TODAS las variantes de covid-19

Científicos del Instituto de Investigación del Ejército Walter Reed de Estados Unidos se encuentran desarrollando una vacuna contra el covid-19 que se espera tendrá la capacidad de proteger ante las diversas variantes existentes del SARS CoV-2, incluida la más recientemente descubierta y bautizada como Ómicron.
A principios del 2020, el laboratorio del ejército estadounidense recibió su primera secuenciación de ADN del virus infeccioso, a partir del cual comenzaron a trabajar en una nueva fórmula que funcione con nuevas cepas.
A casi 2 años de estar trabajando en este proyecto, investigadores de Walter Reed confían en anunciar próximamente que los ensayos en seres humanos funcionaron con éxito contra Ómicron.
Hasta el pasado 22 de diciembre y tomando en cuenta que los resultados analizados correspondientes a la fase 1 de ensayos sean positivos, se procederá con la fase 2 y luego a una fase 3, explicó el doctor Kayvan Modjarrad, director de la rama de enfermedades infecciosas en el instituto mencionado durante una entrevista con Defense One.
La vacuna del Ejército de los Estados Unidos fue bautizada como Spike Ferritin Nanoparticle Covid-19 de Walter Reed, abreviada como SpFN. Este antígeno completó sus primeros estudios en animales a principios de 2021, los cuales fueron un rotundo éxito al mostrar resultados positivos y muy alentadores.
En un comunicado emitido el 22 de diciembre, funcionarios de Walter Reed afirmaron que su fórmula aún no había sido probada en Ómicron, aunque más tarde aclararon que, si bien, en un correo electrónico dirigido a Defense One que esto se debe a que esta no formaba parte de los estudios que fueron realizados en animales, aunque afirmaron que actualmente ya está siendo probada.
A diferencia de las vacunas existentes, la SpFN utiliza una proteína en forma de balón de fútbol con 24 caras, característica que permite a los científicos unir los picos de múltiples cepas de coronavirus en diferentes caras de la proteína, comprobando también su nivel de inmunidad gracias a los 'ensayos de neutralización' , mismo que se encarga de probar si los anticuerpos pueden inhibir el crecimiento de un virus.
''
Queremos esperar a que esos datos clínicos puedan hacer los anuncios públicos completos, pero hasta ahora todo ha ido exactamente como esperábamos (…) Es muy emocionante llegar a este punto para todo nuestro equipo y creo que también para todo el Ejército
”, finalizó Modjarrad.
La comunidad científica de Estados Unidos espera que este nuevo antídoto se convierta en una opción viable a utilizar en caso de que Ómicron consiga prevalencia a nivel mundial y represente un obstáculo para el avance de la inoculación contra el coronavirus.
VIDEO RELACIONADO: Felicita Biden a México por sus 200 años de independencia

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.