El ejército de Estados Unidos bombardeó a un integrante del grupo Estado Islámico en Afganistán

·3  min de lectura
En esta imagen difundida por el Departamento de Defensa, dos soldados asignados a la 1ra Brigada de Combate de la 82da División Aérea realizan una inspección de seguridad mientras un Hercules C-130 despega durante la operación de evacuación, el miércoles 25 de agosto de 2021, en Kabul, Afganistán. (Department of Defense via AP)
En esta imagen difundida por el Departamento de Defensa, dos soldados asignados a la 1ra Brigada de Combate de la 82da División Aérea realizan una inspección de seguridad mientras un Hercules C-130 despega durante la operación de evacuación, el miércoles 25 de agosto de 2021, en Kabul, Afganistán. (Department of Defense via AP)

Luego de la promesa del presidente Joe Biden de tomar represalias por el atentado suicida en el aeropuerto de Kabul, el ejército estadounidense informó que llevó a cabo un ataque con drones contra un miembro del Estado Islámico en Nangahar, que se cree que está involucrado en la planificación de ataques contra el país norteamericano en Kabul.

El ataque mató a un individuo, y el portavoz, el capitán de la Marina William Urban, dijo que no se sabía de víctimas civiles. No estaba claro si ese individuo estuvo involucrado específicamente en la explosión suicida del jueves frente a las puertas del aeropuerto de Kabul, donde multitudes de afganos estaban tratando desesperadamente de entrar como parte de la evacuación emprendida después de la rápida toma del poder por parte del Talibán.

”El ataque aéreo no tripulado se produjo en la provincia afgana de Nangahar. Los primeros indicios apuntan a que hemos matado al objetivo”, aclaró el capitán Bill Urban, del Comando Central Estadounidense.

”No sabemos de ninguna víctima civil”, agregó en un comunicado en el que anunció el primer ataque estadounidense desde el atentado.

Habló el alumno increpado por una docente tras cuestionar al kirchnerismo

El presidente Joe Biden prometió el jueves que los autores del atentado no podrían esconderse. “Los perseguiremos y les haremos pagar’', aseveró. Los líderes del Pentágono dijeron a periodistas el viernes que estaban preparados para cualquier acción de represalia que el presidente ordenara. “Tenemos opciones en este momento”, dijo el mayor general Hank Taylor, del Estado Mayor Conjunto del Pentágono.

EE.UU. emite una nueva alerta por “amenazas a la seguridad” en el aeropuerto de Kabul

El ataque, lanzado desde fuera de Afganistán, se produjo mientras el transporte aéreo de evacuados del aeropuerto de Kabul continuaba bajo una seguridad muy reforzada tras el atentado del jueves.

En tanto, la Embajada de Estados Unidos en Afganistán emitió una nueva alerta por “amenazas a la seguridad” en el aeropuerto de Kabul e instó a abandonar el lugar “de inmediato” y “evitar las puertas”, como hizo en una advertencia previa al atentado del pasado jueves en las inmediaciones del aeródromo.

”Debido a las amenazas a la seguridad en el aeropuerto de Kabul, continuamos aconsejando a los ciudadanos estadounidenses que eviten viajar al aeropuerto y que eviten las puertas”, recomendó la Embajada en una declaración en su sitio web. Asimismo, ha urgido a las personas que se encuentren en las puertas Abbey, North y New Ministry of Interior abandonar las zonas “inmediatamente”.

Esta alerta, en la que demanda estar “atento a grandes multitudes”, entre otras recomendaciones, es similar a la publicada el pasado miércoles antes del atentado del jueves en las puertas del aeródromo que ha dejado al menos 170 muertos y ha sido reivindicado por Estado Islámico Provincia Jorasán (ISKP).

El video viral que muestra cómo Brasil le ganó a la Argentina

La amenaza del momento en Afganistán, al margen de los talibán que se han hecho con el poder, es en estos días la filial de Estado Islámico, a quien Washington ha señalado también como autora del atentado y ha prometido que perseguirá. Tras el ataque, la Inteligencia estadounidense ha alertado de que existe riesgo de nuevos atentados por parte de este grupo, mientras varios países han puesto ya fin a sus misiones de evacuación y otros apuran mirando hacia el 31 de agosto, la fecha límite para la retirada de tropas internacionales.

Varios países, como Francia, han asegurado que mantendrán contactos con los talibán para que garanticen la salida de Afganistán de personas en riesgo, colaboradores y aliados, tras la retirada. Mientras tanto, la situación en el aeródromo es caótica con miles de afganos con visado agolpándose en los accesos desesperados por salir del país y pese al peligro de nuevos ataques.

Con información de AP y DPA

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.