Ejército EEUU ocultó ataques aéreos que provocaron muerte de decenas de civiles en Siria: NYT

·2  min de lectura
Imagen de archivo. Un B-1B Lancer de la Fuerza Aérea de EEUU y su tripulación, desplegados para lanzar un ataque como parte de la respuesta multinacional al uso de armas químicas por parte de Siria, se ve en esta imagen publicada desde la Base Aérea Al Udeid, Doha

WASHINGTON, 13 nov (Reuters) - El ejército estadounidense encubrió ataques aéreos durante 2019 en Siria que provocaron la muerte de 64 mujeres y niños, un posible crimen de guerra, durante la ofensiva contra Estado Islámico, informó el sábado el New York Times.

Los dos ataques aéreos consecutivos cerca de la ciudad de Baghuz fueron ordenados por una unidad clasificada de operaciones especiales estadounidense encargada de operaciones terrestres en Siria, según el reporte.

El periódico dijo que el Comando Central de Estados Unidos, que supervisó las operaciones aéreas estadounidenses en Siria, reconoció los ataques por primera vez esta semana y dijo que estaban justificados.

En un comunicado el sábado, el Comando Central reiteró el relato que dio al periódico de que 80 personas murieron en los ataques, incluidos 16 combatientes del Estado Islámico y cuatro civiles. El ejército dijo que no estaba claro si las otras 60 personas eran civiles, en parte porque las mujeres y los niños podrían haber sido combatientes.

En la declaración del sábado, los militares afirmaron que los ataques fueron "legítima defensa", proporcionales y que "se tomaron las medidas adecuadas para descartar la presencia de civiles".

"Aborrecemos la pérdida de vidas inocentes y tomamos todas las medidas posibles para prevenirlas. En este caso, autoinformamos e investigamos el ataque de acuerdo con nuestra propia evidencia y asumimos la plena responsabilidad por la pérdida involuntaria de vidas", dijo el Comando Central.

No se pudo determinar el número de civiles entre las 60 víctimas mortales porque "se observaron varias mujeres armadas y al menos un niño armado" en un video de los hechos, dijo, y agregó que la mayoría de las 60 probablemente eran combatientes.

El Comando Central dijo que los ataques tuvieron lugar mientras las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF) estaban bajo fuego intenso y en peligro de ser invadidas y las SDF habían informado que el área estaba libre de civiles.

El inspector general del Departamento de Defensa lanzó una investigación sobre el incidente del 18 de marzo de 2019, pero su informe fue finalmente "despojado" de cualquier mención del bombardeo y nunca se llevó a cabo una investigación exhaustiva e independiente, según el Times.

El periódico dijo que su informe se basó en documentos confidenciales y descripciones de informes clasificados, así como entrevistas con personal directamente involucrado.

Un abogado de la Fuerza Aérea presente en el centro de operaciones en ese momento creía que los ataques eran posibles crímenes de guerra y luego alertó al inspector general del Departamento de Defensa y al Comité de Servicios Armados del Senado cuando no se tomó ninguna medida, dijo el Times.

(Reporte de Chris Prentice; reporte adicional de Makini Brice; Editado en español por Janisse Huambachano)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.