Ejército detiene a presidente, al primer ministro y al ministro de Defensa de Mali

·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: El presidente de transición de Mali, Bah Ndaw, llega al Grand Palais Ephemere para la Cumbre sobre el Financiamiento de las Economías Africanas, en los Campos de Marte en París, Francia, el 18 de mayo de 2021

Por Paul Lorgerie y David Lewis

BAMAKO (Reuters) - Oficiales militares en Mali detuvieron el lunes al presidente, al primer ministro y al ministro de Defensa del gobierno interino, profundizando el caos político pocos meses después de que un golpe militar derrocara al mandatario anterior, dijeron varias fuentes a Reuters.

El presidente Bah Ndaw, el primer ministro Moctar Ouane y el ministro de Defensa Souleymane Doucoure fueron llevados a una base militar en Kati, en las afueras de la capital, Bamako, horas después de que dos miembros del ejército perdieran sus cargos en una reorganización del gobierno, dijeron fuentes diplomáticas y gubernamentales.

Sus detenciones se produjeron tras el golpe militar de agosto pasado al presidente Ibrahim Boubacar Keita y podrían exacerbar la inestabilidad en el país del oeste de África, donde grupos islamistas vinculados a Al Qaeda y al Estado Islámico controlan grandes áreas.

La inestabilidad política y las luchas militares internas han complicado los esfuerzos de las potencias occidentales y los países vecinos para apoyar a la empobrecida nación, lo que ha contribuido a la inseguridad en la región.

La misión de Naciones Unidas en Mali pidió la liberación "inmediata e incondicional" de los detenidos y dijo que los implicados tendrán que responder por sus acciones.

Una delegación del organismo regional CEDEAO visitará Bamako el martes para ayudar a resolver el "intento de golpe", dijeron la CEDEAO, la ONU, la Unión Africana, la Unión Europea y varios países europeos en un comunicado conjunto.

"La comunidad internacional rechaza de antemano cualquier acto impuesto por coacción, incluidas las renuncias forzadas", dijo el grupo.

A Ndaw y Ouane se les había encomendado la tarea de supervisar una transición de 18 meses para el regreso de un gobierno civil, pero parece que han actuado en contra de algunos altos mandos militares.

El objetivo final de los militares no estaba claro de inmediato. Un oficial militar en Kati dijo que esto no era un arresto. "Lo que han hecho no es bueno", dijo la fuente, refiriéndose a la reorganización del gabinete. "Les estamos haciendo saber, se tomarán decisiones".

La base militar de Kati es conocida por poner fin a gobiernos en Mali. En agosto pasado, militares llevaron al presidente Keita a Kati y lo obligaron a renunciar, mientras que un motín ayudó a derrocar a su predecesor Amadou Toumani Touré en 2012.

(Reporte de David Lewis, Paul Lorgerie y Tiemoko Diallo.; Escrito por Edward McAllister. Editado en español por Rodrigo Charme)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.