Egresados. La historia detrás de los alumnos que llegaron de México con Covid

Alejandro Horvat
·5  min de lectura
Analizan endurecer los controles en Ezeiza para evitar que se filtren positivos de coronavirus
Archivo / Tomás Cuesta / LA NACION

“Ya no se puede creer en los PCR que vengan de afuera. Esto pasa en Europa también, se venden los PCR para viajar”, dijo ayer Daniel Gollan, ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires. Según informaron fuentes de ese ministerio a LA NACION, descubrieron que muchos certificados eran falsos a raíz de las entrevistas epidemiológicas que les hacen en Ezeiza a los que llegan del exterior. Estos testeos que el gobierno bonaerense califica de irregulares cobraron aún más relevancia por las decenas de alumnos que volvieron de sus viajes de egresados en Cancún, México, contagiados de Covid-19, pese a que al avión se habían subido con un supuesto resultado de laboratorio negativo para SARS-CoV-2.

Gollan comunicó que tanto la provincia de Buenos Aires, como la Ciudad y la Nación, quieren colocar “un control más” a quienes ingresen al país desde el extranjero dentro del aeropuerto internacional, antes de que los recién llegados pasen Migraciones.

Conferencia Kicillof Gollán
Conferencia Kicillof Gollán


El ministro Gollan habló de irregularidades en los tests

Desde el Ministerio de Salud porteño respondieron a este medio que saben que el Ministerio de Salud de la Nación está trabajando en una nueva normativa que seguramente endurecerá las condiciones para ingresar, pero que aún no están al tanto de cuáles serán los cambios. En tanto, desde la cartera que dirige Carla Vizzotti no contestaron las consultas para saber cuáles serán esas medidas.

Solo el sábado pasado volvieron 44 estudiantes que dieron positivo por coronavirus al testearse en Ezeiza, Mientras que el lunes llegó otro contingente de alumnos con 30 contagiados. Desde el Ministerio de Salud bonaerense indicaron que tienen a 165 personas aisladas y 32 contagiados por los viajes a México.

“Que siga latiendo”. Tiene 31 años y necesita medio millón de dólares para volver a operarse del corazón en EE.UU.

Hasta donde pudo saber LA NACION por los testimonios de padres o de los propios colegios, los estudiantes que llegaron en distintos aviones eran del St John’s School, Brick Towers College, St Matthew’s College, todos estos de Pilar, y el Sworn Junior College, de la Capital. Todos viajaron con la empresa Moon Travel y se hospedaron en el hotel Moon Palace de la Rivera Maya. Cabe destacar que los colegios no estuvieron involucrados en la organización de los viajes. Los padres señalaron que en México los jóvenes se mezclaban los grupos de todos los colegios, sobre todo en las discotecas, y −en línea con lo que dijo Gollán− agregaron que los exámenes de PCR que les hicieron a sus hijos antes de volver fueron hechos de manera irregular.

El escándalo por los certificados que podrían ser truchos también llegó a México: el medio El Universal publicó ayer un artículo en el que asegura que los estudiantes argentinos se hicieron el test en un laboratorio “no autorizado”.

Así lo reveló anteayer, según dice el texto, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez: “El laboratorio no tenía la autorización técnica para realizar la prueba. Podría ser un error de laboratorio, una prueba que dio un falso positivo al inicio. Es el tipo de cosas que ocurren cuando hay participantes, entidades o laboratorios privados que no siguen los protocolos apropiados”.

Testeos en Ezeiza
Testeos en Ezeiza


El gobierno de la ciudad tiene puestos de testeos en el aeropuerto de Ezeiza para quienes llegan rumbo a la Capital

Ayer circularon versiones que indicaban que ya había una denuncia radicada en el juzgado de Sebastián Casanello por los posibles certificados truchos, pero desde el juzgado federal desmintieron esa información a LA NACION.

Este medio se contactó con dos empleados de la empresa Moon Travel, como también le escribió a través de todas sus redes sociales, mails y otros teléfonos de contacto, pero no recibió respuesta.

Nicanor Santilli, de 17 años, el hijo de Diego Santilli, vicejefe del gobierno porteño, y la periodista Nancy Pazos, fue uno de los alumnos que volvió infectado de México. Él estudia en el St John’s y lo habían hisopado el martes 9 de marzo para volver el jueves 11 a la Argentina. Si bien advirtió que tenía síntomas antes de subir al avión de regreso, el médico del hotel le diagnosticó anginas y viajó igual.

“Él allá estaba con fiebre y dolor de cuerpo. Lo hisoparon y le dio negativo, entonces fue al médico y le dijeron que tenía anginas, le dio un antitérmico y se subió al avión. A los chicos les cobraban 100 dólares el hisopado en México. Cuando llegaron a Ezeiza, se hisoparon en los puestos que instaló el gobierno de la ciudad y dio positivo. Hasta ahora, de los 65 que viajaron, 21 dieron positivo”, dijo Pazos a LA NACION.

El primer caso de coronavirus llegó al país en avión desde Italia, en marzo de 2020
El primer caso de coronavirus llegó al país en avión desde Italia, en marzo de 2020


El primer caso de coronavirus llegó al país en avión desde Italia, en marzo de 2020

Ella describe que en México la empresa se manejaba de manera irresponsable y que los estudiantes incluso fueron a bailar al famoso boliche Coco Bongo, en donde entraron en contacto con turistas de otras partes del mundo. “También hablé con un periodista mexicano que se puso a investigar y el laboratorio que supuestamente analizó las muestras de los estudiantes no está registrado como empresa de salud”, agregó Pazos.

Otro nombre destacado en la lista de alumnos fue Agustín Riquelme, hijo de Juan Román Riquelme, el ídolo y hoy dirigente de Boca Juniors. Agustín viajó con compañeros contagiados desde Cancún hasta Buenos Aires. Si bien se tendría que haber aislado, el domingo se lo vio sin barbijo en el estadio de Boca viendo el Superclásico.

Según los egresados argentinos, en Cancún los llevaron una discoteca y tuvieron contacto con turistas de otros países
EPA


Según los egresados argentinos, en Cancún los llevaron una discoteca y tuvieron contacto con turistas de otros países (EPA/)

Eduardo es padre de una alumna del Sworn, pero prefirió resguardar su identidad y la de su hija porque ella aún está aislada en el hotel de Cancún. “Mi hija viajó con Moon Travel. Cuando se armó el lío acá en Buenos Aires porque Nancy Pazos lo hizo público, estaban mandando de vuelta a mi hija y a sus amigos para la Argentina. Al final, cuando el tema se hizo público, les dijeron a varios que les había dado un falso negativo y los dejaron allá sin volver a hisoparlos. Eran 17 alumnos en total; diez se quedaron en México y de los siete que regresaron, cuatro estaban infectados. Es un peligro porque viajaban con otros pasajeros”, relató.

LA NACION aún está esperando la respuesta de la Dirección Nacional de Migraciones y el Ministerio de Salud de la Nación para saber si van a iniciar acciones legales para investigar los testeos que se les hicieron a los estudiantes.